53 fotorealidades en blanco, negro y materia gris de @bettoespectador


Le tengo una buena noticia: usted ha sido escogido por El Periódicko.com para que, en primicia mundial, pueda pasear sus felinos ojos por una excepcional recopilación: las 53 mejores fotografías en blanco y negro que se han tomado (y bebido) en los últimos dos años del proceso de paz colombiano. ¡Suerte tan berraca la suya! Felicitaciones.

Son fotografías que tienen dos características particulares: por una parte, no son tomadas con una cámara digital convencional, sino con una pluma metálica que funciona con tres combustibles maravillosos: tinta negra, materia gris y blanco abstracto; por otra parte, estas fotografías no captan la realidad aparente de las cosas, sino que van a su esencia y fondo. Son fotos mudas que hablan el lenguaje de la profundidad; son fotos que resumen todo un periodo.

Aquellos ojos verdes. Cuento corto de @Adosdelrio


Fue solo abrir la puerta de mi apartamento para sentir que aquellos hermosos ojos verdes me reco...

Guerra fratricida. Por @merv59


En 1966 se sacudió la sociedad bogotana porque un sacerdote de gran estirpe había decidido irse al...

Centro Democrático ordena darle palo al emérito Doctor Fausto


El médico me ha dicho que me quedan pocos años de vida en virtud de una rara enfermedad de la que sufro: alopecia lingual.

Como sé de antemano que usted me va a preguntar qué es esa vaina, me adelanto a explicarle: sufro de calvicie en el  hidrostato muscular encargado no solo de la hidratación bucal y de los nutrientes, sino también de la deglución, el sentido del gusto, los besos, el sexo oral y el lenguaje.

¿Me hice comprender? ¿No? Permítame se lo explico nuevamente, pero con plastilina: mi enfermedad consiste en que carezco de pelos en la lengua. ¿Ahora sí le quedó claro? ¿Sí? Ok. Me alegra mucho.

Pero no hay bien que por mal no venga (y viceversa). Precisamente, gracias a la extraña enfermedad de la que adolezco, el Centro Democrático me contrató para que dirija durante 10 minutos el Comité Permanente para la Vigilancia de la Moral y Buenas Costumbres dentro del partido.

El doctor Uribe y la dirección del CD (valga la redundancia), esperan que en ese lapso yo me encargue de cantarle (en plena cara) ciertas verdades a un egregio uribista que viene embarrándola con sus salidas en falso, como si la imagen del uribismo aguantara una mancha más de popó.

Dialogo con un mendigo. Cuento corto de @Adosdelrio



En una de mis tantas caminatas nocturnas encontré a un mendigo que me pidió, aterido por el frío:

-¡Una colilla, hermano! 

Me dio pena entregarle el pedazo de cigarrillo que colgaba de mis dedos, y abriendo el paquete que traía –no sin cierto recelo-, le entregué uno y se lo encendí. 

Aspiró la primera bocanada mientras yo le daba la espalda alejándome y entonces, su tos estruendosa me detuvo. 

-¿Por qué fuma si le hace daño? -me atreví a preguntar estúpidamente, tomando en cuenta que mi promedio son veinte puchos al día.

LOS DOMINGOS TAMBIÉN ASESINAN




Entre El Periódicko y RCN tenemos una pelea casada a muerte. Competimos por ver quién tergiversa más y con mejor estilo las cosas. Ambos creemos que la realidad política del país es una plastilina que uno puede moldear como le dé la gana.

En honor a la verdad, hay que decir que el adversario nos va ganando: tiene más imaginación que nosotros. En eso, la Gurisatti es medalla de oro. Pero todavía no nos damos por vencidos. Tenemos un as bajo la manga: desde ayer, El Periódicko.com también cuenta con un Patrullero de la Noche. Pero funciona con nuestro propio estilo...

La Patrulla Nocturna de El Periódicko no tiene moto. Patrulla a pie. Por supuesto, no es asunto de que carezcamos de los recursos suficientes para comprar una motocicleta. Es asunto de profunda filosofía: nuestros principios ecológicos nos impide utilizar vehículos motorizados. En un futuro no muy lejano, dotaremos a la Patrulla de una bicicleta. Ya estamos organizando la correspondiente rifa para recoger fondos.

Amigos lectores: El Periódicko.com tiene el gusto de presentarles directamente en las pantallas de sus computadores (o en las de sus celulares), nuestro primer reporte de la vida nocturna bogotana, un informe hecho con frío, sudor y mucho temple, que esperamos disfruten, o al menos, soporten. Mil gracias.

Divina bruja. Poema de @Adosdelrio




Eres mágica,
porque con un solo golpe de tus alas 
el mundo entero se hecha a volar 
acariciado por tu fresca brisa. 

Análisis #969.Tuit de Samuel Azout Papu. Barranquilla.


-¿Qué te pasa?

-Estoy enfermo.

-¿Qué tienes?

-Me he vuelto un adicto...

-¿Un adicto?

-Sí, cada día necesito con desesperación analizar un tuit.

-¿Qué clase de tuits consumes?

-Preferiblemente políticos. De gente importante o anónima, de personas brillantes o sencillas. Me da igual. Lo único que necesito es un análisis de trino por día.

-¿Te fumas los tuits?

-No, no me los fumo. Me los inyecto por los ojos. Así me llegan directo al cerebro.

-¿Metes tuits para escapar de la realidad?

-No, todo lo contrario. Analizar tuits me sumerge en la realidad del país.

-¡Dios mio, estás temblando! ¿Tienes síndrome de abstinencia?

-No, por el contrario. Estoy temblando de alegría.

-¿De alegría?

-Sí, acabo de terminar el borrador de un análisis...

-¿De quién es el tuit que hoy te inyectaste?

-De un ilustre desconocido.

-¿De cuál de todos los ilustres desconocidos de este país?

-Del empresario y filántropo barranquillero Samuel Azout Papu.

-¿No es acaso quien fuera presidente de  Carulla Vivero S.A?

-Sí, el mismo. Muy ilustrado: licenciado en economía aplicada y gestión de empresas de la Universidad de Cornell (Gringolandia), magister en administración pública de la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard University, exconsejero presidencial para la Prosperidad Social del gobierno Santos, exdirector de la Agencia para la Superación de la Pobreza Extrema, etc, etc.

ASOMBRO. Poema de @Adosdelrio




El presidente negro de Colombia y la ingeniera


Un insólito hecho acaecido por estos días tiene estupefacto al mundo de la educación colombiana. Hasta la ministra de Educación, Gina Parody, quedó completamente atónita.

Claudia Paola Morales, ingeniera de sistemas y fiel lectora de El Periódicko.com, solicitó a su profesora de bachillerato rectificar la nota de una tarea que le presentó hace 26 años. Oigase bien: ¡hace algo más de un cuarto de siglo!

Los siguientes son los pormenores de este curioso caso, que promete volverse viral en redes sociales: