¿Qué tienen en común Simón Bolívar y Lance Armstrong?

Bastante agitada -y casi al borde de una fenomenal gresca- transcurrió la primera reunión efectuada en este nuevo año en la Academia de Historia Colombiana.  La asamblea ordinaria con la que la Academia inició sus actividades en 2013, celebrada el sábado 18 de enero, concluyó con la expulsión de su seno del historiador Joaquín Muñoz Birrete, quien, a juicio del 51%  de sus miembros, le faltó al respeto gravemente al Libertador Simón Bolívar con las extravagantes tesis expuestas en su libro ‘Oscura Libertad’, publicado en diciembre de 2012 y que se constituyó en uno de los más vendidos en el mercado nacional.

En su libro, Muñoz Birrete plantea un interrogante central: ¿cómo fue posible que Simón Bolívar liberara de manera consecutiva el territorio perteneciente hoy a seis países: Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Ecuador y Panamá? Para Muñoz lo normal y humanamente posible es un solo país por cada libertador, hecho que demuestra con estadísticas.

Según Muñoz Birrete, la respuesta es simple. "Una hazaña de esa magnitud fue posible gracias exclusivamente a que el Libertador vivía dopado.", asegura el historiador. “Ahora bien, si la libertad de estos países se logró bajo doping, es lógico concluir que tales procesos carecen de validez histórica. Bolívar debería devolver estos países a su situación original. A menos que legalicemos el doping”, concluyó Muñoz Birrete.

No podemos permitir que se Lance una tesis comparando al Libertador con cualquier ciclista”, señaló indignado Leyver Alberto Preciado Moreno, presidente (e) de la Academia de Historia. “La razón es clara: lo que movió a Simón Bolívar  a realizar semejante proeza es que estaba embriagado de libertad. Y ojo, señores: ¡el trago no puede ser considerado doping!”, afirmó a El Periódicko Preciado Moreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario