En Colombia los niños están naciendo incompletos

Adriana La Rotta publicó recientemente en El Tiempo (un periódico colombiano de amplia circulación nacional y destacado rival de El Periódicko),  una columna  en la que señala que “el 97 por ciento de toda la población mundial vive en países en donde la tasa de fecundidad va en retroceso”. La periodista explicó que de esa preocupante tendencia mundial no se escapa Colombia, pues en nuestro país “el número de hijos por mujer cayó de manera dramática en un lapso relativamente corto: de 7 en 1965 a 2,1 el año pasado”.

(Vea totalmente gratis –y por cortesía de El Periódicko- el link de la columna de la señora La Rotta. Si el enlace está roto, de antemano le ofrecemos excusas)


Para la opinión pública, el dato sobre el descenso de la tasa de natalidad en nuestro país  pasó desapercibido. Pero no para El Periódicko, el único medio que está en la “pomada”, el único medio que está siempre en la “jugada”.

¿Por qué es importante ese dato de que la tasa de natalidad en el país de los chibchas es actualmente de 2,1? La respuesta es sencilla: porque ese número devela claramente las causas de nuestros problemas sociales, según lo estableció la Unidad Investigativa de El Periódicko.

Para entender el asunto, empecemos por hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué significa esa tasa de fecundidad de 2,1%? Más concretamente, ¿qué significa en términos de niños ese 1 después de la coma?

Hay sólo dos posibilidades:

a) Que las colombianas en promedio están teniendo dos hijos y una décima de niño

b) Que las colombianas están teniendo algo menos de tres hijos en promedio, de tal forma que faltan 0,9 décimas para completar el tercer hijo.

¿Cuál de esta dos formas de ver el asunto es la correcta?

La respuesta es que ambos enfoques son acertados, pues los dos explican la grave situación de deterioro social por la que atraviesa nuestro país desde hace años. En  verdad son dos caras de una misma moneda. Veamos:

En Colombia están naciendo niños con cosas adicionales: con ambiciones exageradas, con codicia, avaricia, con malicia, y ese tipo de porquerías. Ese es el 0,1 de demás.

Pero también es cierto que en nuestro país están naciendo niños incompletos. En realidad dos niños nacen completos y uno incompleto: con falta de valores, sin moral, sin decencia, y ese tipo de vagabunderías.  Ese es el 0.9 que falta.

Y claro, cuando esos niños deformes (por exceso o por defecto) crecen, se convierten en adultos bandidos, corruptos, malas personas, hampones, y ese tipo de politiquerías ¡Y por eso estamos como estamos!  

@dicksalazar


El Periódicko
Locombia

4 comentarios :

  1. Estoy muy de acuerdo con esa forma de ver las estadisticas donde vemos a niños con excesos de antivalores y formas de pensar erroneas, pero pienso que ese "0.1" se debe a la mala formacion en valores desde casa y por parte de los padres, por que una buena persona util a la sociedad siempre se forma desde el hogar.

    ResponderEliminar
  2. Criar hijos no es una tarea fácil, pero es un compromiso que debemos adquirir con responsabilidad. Pero la mejor manera es inculcando valores morales y amor.

    ResponderEliminar
  3. Que forma de mostrar la realidad de nuestro pais.... deberian ser mas las personas que nacieran con humildad, bondad y ganas de servir sin malas intenciones i mas prsonas que nacieran faltandole codicia, avaricia y demas cosas que le hacen daño a nuestro pais....

    ResponderEliminar
  4. en el mundo en el que estamos es mas complicado con el paso de los días criar a un niño ya sea por culpa de sus padres o por la tecnología o simplemente por que el mundo esta cada vez peor, pero sea cual sea el motivo estamos nosotros para ayudar a cambiar esto y que los niños del futuro sean conscientes de lo que debemos hacer.

    ResponderEliminar