Respetuoso jalón de orejas al procurador

Bogotá, 14 de abril de 2013.

Señor
Alejandro Ordóñez
Procurador General de la Nación

Estimado doctor:
Desde las páginas de El Periódicko hemos apoyado incondicionalmente su brillante gestión en la Procuraduría, toda vez que vemos en usted al más digno defensor y representante de los valores ético y morales que definen la esencia de la sociedad colombiana. Sin embargo, respetuosamente le manifestamos a usted que no compartimos su decisión de rehuir el debate sobre el marco para la paz que públicamente le propuso días atrás el fiscal general Eduardo Montealegre. Es una decisión a todas luces inconveniente.

El Tiempo: Nuevo round Fiscal-Procurador

Se perdió de esta manera la oportunidad de aplastar de una vez por todas los enclenques e inmorales argumentos de quienes apoyan las conversaciones de La Habana. Y es que ganarle el debate a Montealegre, era muy fácil. Realmente fácil y muy sencillo, doctor Ordóñez.

Usted ha denunciado con valentía que Gustavo Petro , Daniel Samper Pizano y muchos otros periodistas , se la fuman verde. Pues bien. Déjenos contarle lo siguiente: el Fiscal también es otro que se la fuma verde. Y en El Periódicko tenemos pruebas contundentes.

¿No le parece a usted sospechoso que el Fiscal se apellide Montealegre? ¿Dónde nace la yerba maldita? En los montes. ¿Qué reacción produce fumar la mata que mata? Estúpida alegría. Vista así las cosas, para cualquier cristiano es fácil deducir por qué el Fiscal se apellida Montealegre. Los nombres son el espejo del alma.

Otra prueba: ¿por qué cree usted que el fiscal Montealegre defiende la inmoral despenalización de la dosis mínima de drogas? Por su propio interés personal. Porque quiere impunidad para su delito de fumarse cuanto vareto se le ocurre en los baños de la Fiscalía. Piénselo, doctor Ordóñez. Es solo cuestión de ponerle un poco de malicia.

Así, pues, se perdió la oportunidad de ganarle el debate al Fiscal. Lástima, señor Procurador. Es que ganarle las discusiones a un drogo es fácil, don Alejandro.

Atentamente,

@dicksalazar
Director (e) de El Periódicko.

Pos Data: Si usted lo estima conveniente, señor Procurador, yo le puedo facilitar las coordenadas en las que se encuentra en estos momentos el Fiscal General. Sería bueno mandarlo a detener para sancionarlo disciplinariamente por treinta o cuarenta años.


Semana. Fiscal y Procurador: las dos caras del país. Columna de León Valencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario