Escoliosis, la columna de @virtual8a

De votos y Bótox


La toxina botulínica (o "botulina"), más conocida por su nombre comercial, Bótox, es un producto de uso cada vez más frecuente en procedimientos estéticos, para disminuir la apariencia de las arrugas (que ahora también se disimulan con los programas informáticos de retoque fotográfico, o con el horroroso eufemismo de “líneas de expresión”).

Esta versión inyectable del secreto de la eterna juventud ha hecho carrera como una solución rápida y relativamente económica para quienes desean mantener una apariencia fresca, lozana y siempre juvenil.

Se rumora, y no es más que un rumor, que el dignísimo actual ocupante del solio de Bolívar, padre pro témpore de la patria, comandante supremo de las Fuerzas Armadas, primer magistrado de la Nación y ciudadano entre los ciudadanos de la República, es usuario de la ya mencionada sustancia química.
Vaya uno a saber... a esa gente famosa a veces le da por esas vainas... 

Deseoso de conocer más sobre la famosa toxina, emprendí un completo estudio bibliográfico (es decir, busqué en Wikipedia) y encontré algunos datos muy interesantes que, para sorpresa mía, apoyan la hipótesis que señala que nuestro mandatario hace uso del Bótox.


1. La botulina es una neurotoxina. La elabora una bacteria llamada Clostrinium Botulinum (¿quién carajos le pone nombre a las bacterias? ¿no podía llamarse Alexander, o Marcela?). Como es una neurotoxina, su función es alterar el funcionamiento del sistema nervioso. ¿Será por eso que nuestro presidente está tan tranquilo -cero nervios- mientras esta belleza de país se nos cae a pedazos?

2. Es un agente de intoxicación, que produce el botulismo, que se caracteriza por el desarrollo de alteraciones vegetativas y parálisis. ¿Se deberá a ello la parálisis de las famosas locomotoras del gobierno? ¿Será la botulina la causa de las alteraciones de nuestros senadores y representantes -conocidos por su actitud vegetativa- cuando se habla de una lista uribista al senado para hacerle oposición a Santos, con el que muchos de ellos se habían embarcado en la unidad nacional?

3. Se considera un arma de destrucción masiva, y por esta causa su uso está prohibido por la Convención de Ginebra. No creo que a mi presidente le hayan prohibido todavía la ginebra, o asistir a convenciones, así que la pregunta obligada, tratándose de destrucción más IVA es ésta: ¿IVA del 5%, del 10% o del 16%? Desconozco la legislación actual en materia de impuestos (y en todas las demás materias, para ser honesto), así que la pregunta queda abierta para que algún entendido la conteste.

4. La botulina es un veneno. Sí, así como lo leen, por sus propiedades tóxicas está clasificada como una sustancia venenosa. ¿Será por eso que mi presi tiene el corazón envenenado y se hace el de la oreja mocha con la justa protesta de los campesinos del Catatumbo y sí anda de mucha Cuba con los condenados tiraplomo esos de las FARC? ¿Le habrá inoculado el consabido veneno a su pasado uribista (haya sido este falso o positivo) para darle mate y ascender sin lastres al palacio de Nariño?

5. Tiene aplicaciones cosméticas que, como decíamos al principio, son aquellas por las que es más conocida. ¿Será por eso que este gobierno se volvió experto (sí, como todos los anteriores y todos los siguientes) en maquillar la realidad para que la humanidad entera -que entre cadenas gime- crea que de verdad este bendito zancudero es el país más feliz del mundo? ¿Será por eso que no salimos del roben-roben tapen-tapen? ¿Será por eso que ahora los noticieros sólo son farándula, deportes y crónica roja? ¿Será por eso que los indicadores económicos de la nación mejoran mientras los ciudadanos la tenemos cada vez más difícil para conseguir la papita? ¿Será que estamos tan estirados, tan tiesos y tan majos que ya parecemos individuos nórdicos, dignos de ser parte de la OTAN?

El asunto es digno de consideración, por lo menos, y yo hasta me alcancé a ilusionar cuando, por allá en mayo de este año, el expresidente Uribe dijo que Juan Ma “ya está destapando su verdadero rostro”. ¿Será que el doctor Santos va a dejar de usar el Bótox y se va a concentrar en los votos?, pensé. Pero qué va. El que es no deja de ser y esas costumbres no se dejan de la noche a la maña. Si no me creen, pregúntenle a Dorian Gray, que también tenía sus truquitos para verse siempre joven.

Bueno el caso es que la ilusión me duró hasta que hace unos días, estando de visita en las lejanas y preciosísimas tierras del departamento de Nariño hallé esta imagen del Museo del Oro del Banco de la República, que revela que Santos le jala al Bótox desde antes de lo que todos nos imaginábamos... desde tiempos precolombianos.

Giovanni Ochoa



Links pertinentes 










Visite usted El Blog de Desbaratóstenes, una publicación de Giovanni Ochoa. La entrada es gratis, si usted dice que va de parte de El Periódicko.com. Lea en este link: Las profecías de San Agustín (Huila). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario