Prohibirían paseos de olla

El senador Jhony Alberto Pombo de La Rosa presentó en el día de ayer un proyecto de ley que busca prohibir que las familias colombianas realicen 'paseos de olla' en los centros comerciales de todas las ciudades del territorio nacional, una costumbre que se ha venido extendiendo en la medida en que la contaminación de los ríos del país está a punto de convertirlos en cloacas. Otro factor que incide de manera particular es el incremento de la  inseguridad en los campos.
    

"No hay espectáculo más patético -por no decir dantesco- que ver desfilar a familias enteras por los centros comerciales llevando bultos de papas, yuca, plátano y cebolla, canastas de cerveza y gaseosa, costalados de carne de res o de pollo -incluyendo sus menudencias, cabezas y patas-, portando ollas de todos los tamaños, leña y carbón, para preparar en cualquier mesa desocupada que encuentren, un asado o un sancocho", le explicó el senador Pombo a El Periódicko. com. 

Según Pombo de La Rosa, "la situación más delicada ocurre cuando las personas llevan pollos vivos a los centros comerciales con la idea de sacrificarlos inmediatamente antes del asado. Mucha gente usa los baños para desplumar a estos pobres animales. Al concluir la faena, lamentablemente dejan en condiciones totalmente antihigiénicas los lavamanos; ni hablar de los espejos, ¡quedan totalmente salpicados! ".

Para el senador Pombo, el asunto no es solamente cuestión de estética e higiene sino, sobre todo , de seguridad ciudadana. "Armar fogatas en las mesas -bien sea debajo o encima de ellas- es realmente peligroso, puesto que pueden originar grandes conflagraciones. Si hasta el momento nada de esto ha ocurrido es gracias, en un ochenta por ciento, a la voluntad de Dios y, el veinte por ciento restante, a la oportuna intervención del personal de aseo con sus baldes de agua, según lo demostró una estadística realizada por la Asociación Nacional de Centros Comerciales, Anacom".

-¿Cuál es la causa de fondo de este problema, senador Pombo?

-Yo diría que culturalmente no estamos preparados para el paseo de olla en los centros comerciales. En este aspecto nos falta mucha educación. Desde el colegio debería inculcarse la ética y etiqueta de los  paseos de olla urbanos. Lamentablemente estos temas actualmente no figuran en  los programas académicos. Sería bueno explicarles a las nuevas generaciones que los centros comerciales son los templos modernos, y que como tales merecen respeto.

-¿Qué otro tipo de problemas causan los paseos de olla en los centros comerciales?

-Hay, por ejemplo, muchísimas personas que al quedarse sin carbón o combustible en los asados, no tienen inconveniente en destruir mesas, asientos y cuanto inmobiliario de los centros comerciales sirva como leña.
De esta manera los centros comerciables dejan de ser sostenibles. Aunque suene extraño, la sostenibilidad es un concepto clave en este tipo de negocios.

-¿Como solución a este problemas, los centros comerciales no han pensado en usar exclusivamente mobiliario metálico?

- Por supuesto. El 35% de los centros comerciales han dado ese paso. Esperamos que para el 2015 la totalidad de los centros tengan dotación completamente metálica. Sin embargo, la implementación de una medida de esta naturaleza está lejos de acabar con todos los problemas.

-¿ Acaso hay más?

-Sí, claro, la problemática es compleja. Vea usted: últimamente le ha dado a la gente no solamente por hacer asados, sino también por jugar fútbol y 'picaditos'. Y por supuesto, las vitrinas pagan los platos rotos.   Centro comercial que se respete, cuenta con su par de barras bravas y asesinato mensual de un hincha.  Como si fuera poco, los 'asadistas' ponen grandes grabadoras a todo volumen. Lo único que se oye es 'perrea, mami, perrea'. Y lógicamente, todo se perratea:  las personas andan en vestido de baño y chanclas por todos lados, no falta el gordo en tanga narizona. El paisaje urbano se ha deteriorado gravemente. La gente mete botellas de cerveza y gaseosa entre las cisternas de los sanitarios para enfriarlas... ¡Todo se ha vuelto un circo!

-¿Qué dice al respecto de todo esto el gremio de los centros comerciales?

-Está desesperado. Las ventas de comidas han bajado en más del 70%. Los comerciantes están planteando no vender más comidas listas y ya preparadas, sino en vender todo crudo para que las personas hagan sus propios asados y piquetes. Es una medida desesperada.

-¿Cuál es la solución radical a este problema?

-Creo que es imperativo que el Congreso tome cartas en el asunto mediante la expedición de una ley que prohíba esta práctica que se viene extendiendo como plaga por todo el país. Personalmente he hecho contactos con la bancada del partido de la U, de la A, de la E, de la I y de la O, para aprobar en bloque y a pupitrazo limpio el proyecto de ley que ayer presenté, si es que en el Congreso mis colegas no han cogido los pupitres como leña para hacer asados.

@dicksalazar





6 comentarios :

  1. Bueno ahora comprendo porque, en las ciudades se ha disparado la construcción de centros comerciales y además la vigilancia se ha hecho más fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Juemadre,,, si había intención de ironizar, no entendí ni media palabra partida por la mitad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wawa: Es simplemente la descripción de una situación imaginaria y absurda. Tan solo eso.

      Eliminar
  3. Buenisimo, buenisimo....que imaginación tan realista JAJAJAJAJA. Sigue asi vas por buen camino

    ResponderEliminar