Pese a ruido de los caleños, el presidente pudo dormir.

Algo sumamente raro sucedió en Cali el jueves 29 de agosto. Inexplicablemente miles de personas quisieron simultáneamente -y al mismo tiempo- abordar los buses azules de Mio, tal y como lo muestra esta fotografía de El País.com. Las colas que se formaron eran tan sumamente largas que algunas llegaban hasta la Casa de Nariño, la sede del gobierno nacional en Bogotá. Por fortuna, el ruido de los caleños que hacían fila en los alrededores de la casa gubernamental no despertó al presidente Juan Manuel Santos. @dicksalazar



No hay comentarios:

Publicar un comentario