El País de Twitter, la columna de @He__dicho

ESPECIAL DE AMOR Y AMISTAD


Decía Borges que la amistad puede prescindir de la frecuencia, en cambio en el amor, por estar lleno de ansiedades y dudas, un día de ausencia puede ser terrible. Añadía el escritor que para ejercer aquello de ser amigos, la confidencia es opcional, asunto que entre los amantes es necesario para no caer en la sensación de ser traicionado, y siendo Borges tan ciego como el amor, resulta una autoridad en la materia.

Estamos en septiembre y en Colombia se celebra el mes del amor y la amistad. En norte y Centroamérica se celebra el día de San Valentín en febrero. En la Argentina, julio sirve de ocasión para festejar a los amigos y diciembre a los amantes, mientras que en Brasil el día “dos namorados” es en junio. Y es que quererse y decirse “te amo” o “te quiero, pero solo como amigos”, no tiene horario ni fecha en el calendario.

¿Qué sería del ser humano sin amantes o sin amigos? Todos experimentamos el amor y la amistad, y los más osados se aventuran a mezclarlas. Han sido estos los temas de la humanidad por excelencia en el arte, la historia, la filosofía, la religión y casi toda expresión que da cuenta del paso del hombre sobre la tierra.

Son legendarias las parejas de amigos y amantes que podemos traer a colación. Adán y Eva, por ejemplo, ostentan el título de ser, gracias a la “constillosucción”, la primera pareja de la historia en que la mujer es hija, esposa y consuegra al mismo tiempo. Romeo y Julieta, a su turno, son el epítome del amor trágico, de los adolescentes enamorados que terminan muertos por un mal trago. La relación de Marco Antonio y Cleopatra sirve para comprobar que en la carrera de los motores de la historia, el amor ganó por una nariz. En contraste con amores de novela como el de la Tía Julia y el Escribidor, de la vida amorosa entre Rivera y Kahlo, podemos decir que siempre fue su Frida. La lista de parejas histéricas es interminable: Dalila y Sansón, Dante y Beatriz, Napoleón y Josefina, Bolívar y Manuelita, Smith & Wesson…

También la amistad ha forjado duetos memorables: Castor y Pollux, para no ir tan lejos, solo hasta los mitos griegos, son el origen y motivo de aquella creencia popular según la cual los amigos son como hermanos o al menos, medios hermanos.  Don Quijote y Sancho Panza, por su parte, son un canto universal a la amistad entre uno que decidió perder la razón para no enloquecer y otro que enloqueció un poco para razonar. Pero no todo es color de roce entre amigos, y es precisamente a partir de las diferencias, que pueden consolidarse grandes relaciones como la de los doctores Freud y Jung, que siendo tan amigos como fueron, se disputaban la paternidad del psicoanálisis mientras decían: no eres tú, soy yo… o superyó.

Los entendidos coinciden en que la amistad atraviesa a los amores imposibles y se ha dicho repetidamente que lo de Batman y Robin y Superman con la Mujer Maravilla, no ha trascendido porque son súperamigos. En fin, ríos de tinta se han derramado tratando de abarcar estos temas y podríamos afirmar que aún estamos en el amanecer de ambos, porque siendo experiencias universales, que a todos nos tocan, son a su vez particulares y subjetivas. Prueba de ello es que en 140 caracteres, gran parte de los trinos que a diario cruzan por nuestras cronologías, se refieren a estos sentimientos. Quién lo hubiera pensado, pero los tuiteros también tenemos nuestro corazoncito y para la muestra un botón, el de retuit.

Texto y selección por Ricardo M. @He__dicho 



3 comentarios :

  1. Buena entrada. Uno mío:

    https://twitter.com/Migranteinterno/status/331626481430179841

    ResponderEliminar
  2. El día del amigo en Argentina es el 20 de julio. El día de los enamorados, siguiendo a las nuevas generaciones, se festeja el 14 de febrero.
    Buena nota.

    ResponderEliminar
  3. El amor y la amistad no existen, lo que existen son tontos que lo creen.

    ResponderEliminar