José Obdulio Gaviria no es fotogénico.

A José Obdulio no le gustó ni cinco que hace unas semanas Andrés Pastrana haya cuestionado su inclusión en la lista uribista para el Senado. Y no solamente no le gustó el "tonito" con que el expresidente Pastrana hizo la crítica, sino -sobre todo- lo que dijo: que había sido abogado de su primo hermano Pablo Emilio Escobar Gaviria, así como su consejero; lo acuso también de visitar al capo en la Catedral para recibir dineros con los que financiaba sus actividades políticas y sus gastos personales. Si hay algo que le emberraque a José obdulio es que se le metan al rancho de su pasado con afirmaciones que él considera falsas. 



Ese día, José Obdulio mandó a comprar una lima para afilar sus uñas y sus colmillos. También mandó a comprar tres docenas de su adjetivo preferido: "bellaco". Su idea: usarlos como munición contra Pastrana. Yo no le creo a JOG cuando se auto define como hombre practicante de la ataraxia y la imperturbabilidad. Por el contrario, pienso que al hombre se le salta con facilidad el bloque (y cuando digo "bloque", lo digo en el sentido emocional de la palabra, no sea que vaya y me pegue...)

Así, pues, José Obdulio en pie de guerra se sentó en frente de su computador y cual metralleta empezó a disparar duros tuits contra el expresidente. Para la muestra estos botones:

Fue  entonces cuando la solidaridad familiar hizo su aparición en escena.  Como corresponde a todo hermano mayor, Juan Carlos Pastrana salió a defender a su hermanito. Al día siguiente publicó en Twitter esta fotografía y con voz sarcástica preguntó: ¿Quien es el personaje que está detrás de Pablo Escobar?






Obviamente Juan Carlos no se refería al niño que aparece a espaldas de Pablo Escobar, como al principio creí yo. Se refería al hombre gafuco, medio calvo y de brazos cruzados.

José Obdulio se dio por aludido. Y entonces le contestó: "¿Quién me lo pregunta? ¿El violador, el castrado, el consueta de un hermano que es un homúnculo intelectual?

Fue la primera vez en mi vida que oí el término "homúnculo intelectual". ¿Qué es esa vaina?, me pregunté. Me dio pereza buscar en el diccionario. Así que me inventé el significado: es un hombre que intelectualmente queda como un c... También me hice estas dos preguntas: ¿Por qué José Obdulio acusa a Juan Carlos de violador? ¿Por qué lo califica de castrado? Pero eso es harina de otro costal y tema de otro artículo que publicamos también en esta edición. (El Delfín capado. El Periódicko)

Juan Carlos no  se quedó atrás y le respondió a José Obdulio en el mismo estilo:


José Obdulió negó tajantemente ser el hombre de la foto.  "No todo los calvos son José Obdulio, como no todos los ciegos son Pastrana. Grandísimo bellaco", le dijo.

Juan Carlos -el hombre de las seis optrías- escribió que la fotografía pertenece al libro The Memory of Pablo Escobar y que fue tomada por James Mollison, el famoso fotografo de Benetton. José Obdulio replicó que esa foto había sido retirada del libro por el autor. ¿Empate?

Jorge Gomez Pinilla, columnista online de Semana, publicó un par de fotos que muestran una cierta semejanza en el gesto con el que aparece el personaje de la foto de Pablo Escobar y un gesto que - según dice él- caracteriza a José obdulio: apretar los labios. Ciertamente la coincidencia es curiosa.




Quienes defienden a José Obdulio pusieron a circular en las redes sociales una fotografía que -según ellos- lo mostraba por aquella época de bigote y con el pelo algo largo. Y concluían: la pinta muestra que es una persona distinta al hombre cruzado de brazos. Pero, ¿cómo saber si esta fotografía fue tomada por los mismo días que la foto de Pablo Escobar y compañía?

Ciertamente a partir de todas estas fotografías es difícil afirmar que se trate de la misma persona. Que haya semejanza en la calva, la mandíbula y en el gesto (a más de las gafas) no es suficiente. Esa lección la aprendimos en el caso de Sigifredo. Pero ojo: tampoco se puede concluir tajantemente que sean personas distintas. A propósito, y si no es indiscreción: ¿cuál es su opinión?

En medio de la batalla Juan Carlos le disparó a Gaviria otros dardos.  José Obdulio sabe ahora por experiencia propia lo que se siente al ser chuzado.


Sombra que lo sigue

Y ya que hemos hablados de parecidos, no podría concluir esta nota sin traer a colación esta excelente caricatura del maestro Héctor Osuna, publicada en El Espectador el 28 de septiembre de este año.

Creo que resume la dificil situacion personal de José Obdulio Gaviria.

@dicksalazar

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario