Identifican causas del colapso del edificio Space


Las autoridades de la República Democrática del Edén esclarecieron las causas que produjeron el colapso de la torre 666 del  edificio Space en la ciudad de Medellín, tragedia en la que murieron 11 personas el  12 de octubre de 20-13.

"El colapso fue un hecho absolutamente legal, pues se produjo como consecuencia de la ley de gravedad. Sin embargo, es conveniente aclarar que ley no actuó sola. Fue ayudada por un cómplice que ya se tiene plenamente identificado", manifestó un portavoz del Ministerio de la Verdad de la República Democrática del Edén. Sectores de la oposición manifestaron que "en esta caso no es correcto hablar de colapso, toda vez que el edificio no se fue de cola sino de jeta".  

Inicialmente se especuló que el edificio se desplomó por errores en un cálculo renal de la estructura o por la baja calidad de los materiales empleados. Se dijo, incluso, que el problema radica en la calidad cero del acero importado que se está utilizando, que es lo que mantiene de pie las virgas que sostienen la estructura de todo edificio. Pero nada de esto es cierto. El acero que se importa desde Sodoma y Gomorra es de buena calidad.   (Fe de erratas: en la anterior frase donde dice "virgas" leáse "vigas).

También se llegó a pensar que algunas de las columnas de edificio Space estaban soportando más peso del calculado (40 toneladas adicionales, presupuestaron cuatro gatos escandalosos, como si  40 toneladas dividido 4 no fuera 10 y 10 menos 10 no diera cero).

Dijeron además las malas lenguas que algunos de los estribos que reforzaban las vigas tenían un espesor menor al estipulado en las normas. Pero las malas lenguas, lamentablemente no vieron el ahorro positivo que de allí se desprende para los empresarios. Malditos proletarios tuertos e invidentes.  

Algunos analistas llegaron a sostener que la raíz de todo esto está en que Medellín carece de un plan de ordenamiento estructurado y consolidado, en especial en zonas de tan alta inversión como El Poblado. Pero se trata de comentarios nacidos en boca de personas envidiosas que, precisamente, no viven ni nunca podrán darse el lujo de vivir en El Poblado. Indios desadaptados.

"No es casual que la palabra analista tenga como raíz la grosera palabra anal", comentó un funcionario del ministerio de la Verdad. "Así, pues, es lógico que esa gente hable pura miércoles", concluyó de manera contundente el burócrata, en perfecto español terrenal.  

Pero la sarta de embustes y especulaciones no paró allí. (Especulaciones: ideas culas que se les ocurre a los analistas. Dickcionario para bachilleres, pág 956, tomo XXV). Algunas personas, en el colmo del delirio, llegaron hasta calumniar a las curadurías urbanas. No para curarse en salud, sino por ser enfermos de la cabeza. Dijeron que estas entidades privadas,  en el afán de ganar dinero, aprueban a toda mecha licencias de construcción sin que reúnan todos los requisitos. Pero tampoco nada de esto es cierto.

Investigaciones realizadas por las legítimas autoridades de la República Democrática del Edén establecieron que el cómplice de la ley de la gravedad es Sansón, un atlético hombre de pelo largo, precursor en la Historia  de todos los Rambos. Fue el tal Sansón, quien haciendo ejercicios y en plan de entrenamiento, tumbó las columnas del edificio Space. Como si eso fuera poco, el 28 de octubre derribó, además, el techo de la facultad de Derecho de la Universidad Nacional en Bogotá.

Sansón,  oriundo del municipio antioqueño de Sonsón -de donde tomó su nombre- , está siendo afanosamente buscado por las autoridades de la República Democrática del Edén. Informes de inteligencia revelan que el musculoso individuo tiene planes para tumbar también las columnas de un templo filiembustero de la ciudad de Gaza y Esparadrapo, y aplastar a tres mil de sus enemigos.

"Urge detener cuanto antes a ese mechudo para evitar que la situación se ponga  peluda", le dijo a El Periódicko.com el comandante de la Policía del Edén. @dicksalazar

 Semana. El efecto del edificio Space.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario