¿Para qué Dios?, se pregunta @malditosudoku

A veces, cuando voy por la calle y mi pobre concentración me lleva a pensar sobre una u otra cosa sin sentido, a divagar, termino cuestionando muchas cosas que, de otra forma, serían tan cotidianas y poco especiales como una servilleta de papel; por cierto, difícil subestimar a estos al parecer simples objetos, más aún sabiendo que en ellas se han plasmado ideas revolucionarias y bocetos de grandes acontecimientos. En fin, como podrán notar ya estoy divagando; pero el asunto que me ha ocupado esta semana ha sido uno no tan simple o irrelevante: la religión y, especialmente, la idea de Dios.
Muchos aún se debaten entre la idea de quién creó a quién.  Para algunos, es evidente e indiscutible que dios, o Dios, para ser "correctos", creo al mundo y todo lo que contiene,  incluyéndonos. Estas personas,  fuera de cualquier explicación basada en la evidencia o en hechos, aseguran que este ser superior nos creó a su imagen y semejanza; nunca he podido entender por qué,  si eso es así,  no tenemos nosotros sus poderes para crear nuestros propios mundos y ser dioses. Dirán ustedes que a estas alturas muchos se han otorgado a sí mismos poderes y responsabilidades dignas de dioses; aún así,  de ser cierto lo de ser iguales al ser superior que nos creó, por derecho deberíamos nacer todos con esta habilidad. ¿O no?


Por otro lado, están quienes dicen que nosotros creamos a Dios. Bueno, estoy más a favor de este argumento por una simple razón: nos encanta delegar la culpa y responsabilidad por nuestros actos. Claro, nada más conveniente que decir que vinimos a este mundo a sufrir, a ser imperfectos. "Errar es de humanos"; y bajo esta célebre frase, más bien célebre excusa, nos ocultamos cada vez que, como decimos de forma coloquial, la "cagamos". Y entonces seguimos y seguimos gozando de nuestra inherente habilidad para meter la pata una y otra vez, solo porque dios lo quiso así,  porque la perfección solo es digna de él (bueno, de Él). 

¿No les parece gracioso? Todos los caminos parecen conducir a lo mismo (no, no al Huila): la idea de Dios es un escudo para protegernos de cualquier intento de ser mejores; para qué,  si total entre más grotescos y miserables seamos en vida más grande será nuestro terreno en el reino de los cielos. Solo les digo una cosa: más bien, en vida, esfuércense tanto como puedan para salir del reino de los suelos por cuenta propia,  sin excusarse en su maldita humanidad para no hacerlo. 

@malditosukoku




No hay comentarios:

Publicar un comentario