Colombia, a la cola en educación. ¿Por qué?

Los resultados alcanzados  por los estudiantes colombianos en las últimas pruebas del Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa), fueron impactantes, por no decir desastrosos. En educación, Colombia está en el lugar equivocado: en la olla. 

De acuerdo con los últimos datos de Pisa, que analizó el rendimiento de 510 mil estudiantes de 15 años (9.073 de ellos colombianos), en matemáticas, lenguaje y ciencia en 65 países, el país ocupa el lugar 62, diez puestos menos que en el 2009, cuando ocupaba la presidencia el doctor Álvaro Uribe Vélez.  ¡Realmente impactante y toda una hecatombe! El país va de retro, doctor Santos.

Tras esta debacle, el debate no se ha hecho esperar en Colombia. Todos estamos de acuerdo en que el país debe retomar el rumbo. Nos duele la Patria y a algunos, también las carnitas y los huesitos.  ¿A qué se deben estos bajos resultados? ¿Por qué caminamos como el cangrejo? ¿Por que en educación vamos a la cola? ¿Por qué nos fue como un cu...? A propósito: ¿qué piensa usted de este fenómeno, amigo -o enemigo- lector? ¿Cuál es su humilde -o ilustrada- opinión? Mientras sumercé consulta con su opinadero, El Periódicko.com se permite publicar los juicios que algunas personas juiciosas -y otras no tan juiciosas- emitieron al respecto.   

“La Procuraduría debería  elevarles pliego de cargos  por traición a la patria a los jóvenes de 15 años que presentaron las pruebas de Pisa. Los vergonzosos  resultados que obtuvieron enlodaron para siempre la imagen de nuestro querido país”. Nestor Humberto Buriticá,  devoto católico lefebvrista.


“Sacamos el puesto 62, es cierto. Pero hay que tener en cuenta que le ganamos al Perú, país que ocupó el último lugar en las pruebas”. Ricardo Maturana, profesor de gimnasia y deportes del Instituto San Cayetano de la vereda de San Rafael del municipio de Pasoancho, departamento de Arauca.

“Ciertamente es preocupante que entre 65 países estemos en el  puesto 62. Pero hay  que encontrarle el lado positivo a las cosas. Peor sería que hubiéramos ocupado el pecaminoso puesto 69”. Reynaldo Rodríguez, pastor de la Iglesia Parapentista de los Últimos Tiempos.  

“En cuanto a retrocesos, el mundo entero debe reconocer que nos ganamos el primer premio: ningún otro país echó reversa tanto como nosotros. Bajar diez puestos de una sola vez es todo un arte”. Carlos Bizarro, decano de la Facultad de Artes  de la Universidad de San Marino.

"Los resultados de esas pruebas internacionales prueba que los estudiantes colombianos, al igual que la torre de Pisa, son unos torcidos". Jeison Tibaduiza, agente de policía.

“En la evaluación Pisa no solamente les fue mal a los estudiantes colombianos. En general, el desempeño de los países latinoamericanos dejó bastante que desear. De estos países, Chile es el mejor situado. Se colocó en el puesto 51. Y esto claramente nos da esperanzas. Creo que Colombia puede mejorar fácilmente su posición y en 2015, cuando se realice nuevamente la prueba Pisa, llegaremos al menos al puesto 51. Me explico: no olvidemos que en octubre pasado, después de ir perdiendo con Chile 3-0, la Selección nacional empató el partido en histórica y titánica hazaña. Este resultado aseguró la real  clasificación de Colombia a Brasil 2014, después de 16 años. Así que empatar a Chile en las prueba Pisa es mogollo”.  Jairo Niño Perez, propietario de una panadería. Hincha de Santa Fe.

“Los bajos resultados de los estudiantes colombianos en la prueba internacional Pisa, deben analizarse desde las perspectivas de sus causas profundas. En mi concepto, todo radica en las malas costumbres alimenticias de las nuevas generaciones. El arte de probar pisa no está suficientemente desarrollado en los jóvenes colombianos,  criados a punta de perros calientes, hamburguesas y changua. O nos globalizamos, o estamos condenados a desaparecer de la faz del mundo”. Filippo Bassi, colombiano nieto de inmigrantes italianos.

“Los exámenes Pisa pusieron de presente también un problema muy grave:  que los estudiantes colombianos tienen baja comprensión de lectura. Para remediar el asunto, le propondré al Gobierno nacional que mi libro, Memorias Olvidadas, sea texto  de lectura obligatoria en el bachillerato. Sería bueno que todos los jóvenes colombianos lo leyeran para que me lo expliquen, a ver si por fin lo entiendo“.  Andrés Pastrana, expresidente de este platanal.

“El país se está ahogando en un vaso de aguapanela. Escandalizarse por los bajos niveles de comprensión de lectura que muestran los resultados de la prueba Pisa 2012, es un error del tamaño de una Catedral, como la cárcel de Medellín.  En el mundo de hoy ya no es necesario saber leer para ocupar cargos importantes”. Simón Gaviria, representante a la Cámara y jefe del Partido Liberal por orden de su papá.

"Digan a ver a quién y cuánto hay que pagar para que a los estudiantes colombianos les vaya bien en esas benditas pruebas. A yo pongo la plata, o en su defecto el plomo". Gonzalo Rodriguez Gacha, empresario patriota del más allá.

"Esa es una prueba inane, organizada por gente que tiene la cabeza llena de maricadas.  ¿A quién se le ocurre medir el rendimiento a jóvenes de 15 años, más preocupados por la masturbación y el descubrimiento espurio de sí mismos, que de asuntos académicos?" Roberto Gerlein, joven senador.

"Los resultados de esos exámenes estaban amarrados. Nunca estuve de acuerdo con la forma como fueron seleccionados esos 9.073 estudiantes colombianos que participaron en esas pruebas. Si hubieran sido elegidos en una convención por el doctor Álvaro Uribe, él habría escogido a dedo a los mejores estudiantes y el país habría salido bien librado de esa evaluación". Pacho Santos, vicepresidente en uso de buen retiro y expracticante de retiros espirituales.

"Muy mal los estudiantes colombianos, si es que en verdad se les puede llamar estudiantes. Al paso que vamos no valdrá la pena ni siquiera reclutarlos". Carlos Alberto García, alias 'el Paisa'. Comandante de la columna móvil Téofilo Forero de las Farc.

"Colombia ocupa los últimos puestos en educación porque se sienta en los pupitres del fondo del salón". Juan David Jaimes. Estudiante de 10 grado del Colegio Ñerológico de Bogotá.

“No pienso darle declaraciones a El Periódicko.com sobre los resultados de los exámenes Pisa. No voy a perder tiempo en pendejadas. Estoy segura que los lectores de ese panfleto no comprenderían mis declaraciones”. María Fernanda Campo Saavedra, ministra de Educación, que de educación saave muy poco.  


(Espacio reservado para la opinión del lector)


@dicksalazar

       

El Espectador. Desastre educativo. Columna de Armando Montenegro.

Semana. Educación, a repetir el año. Análisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario