"Se me creció el enano", dice Alejandro Ordóñez




Un gran escándalo hicieron los medios por la frase pronunciada por Alejandro Ordóñez Maldonado hacia las 7:30 de la noche del viernes 13 de diciembre de este 2013 que agoniza."El enano se me creció", dijo en voz baja y con gesto de preocupación el señor Procurador. Inmediatamente los medios amarillistas del país -es decir todos, excepto uno- salieron a malinterpretar a Ordóñez Maldonado, dándole a sus palabras un contenido erótico. Como si a la edad del Procurador esa clase de crecimientos suscitaran preocupación, en vez de sorpresa y alegría; como si a la edad de Ordóñez esas cosas se pronunciaran en voz baja y no se cantaran a los cuatro vientos...

Únicamente El Periódicko.com entendió que el Procurador no se refería a ningún proceso de expansión anatómico de carácter íntimo. No nos quedó ninguna duda de que las palabras de Alejandro Ordóñez estaban dirigidas a sintetizar de manera magistral la situación política del país y la suya propia. Para nosotros esa es la frase del año.

"Se me creció el enano", dijo lastimeramente el Procurador.  Y ese enano es Petro. Exactamente: Gustavo Francisco Petro Urrego.

"Un enano capaz de llenar la plaza de Bolivar durante varios días consecutivos (¿Cuándo se había visto eso? ¿Hay actualmente otro político colombiano que pueda hacer lo mismo, aparte de Roy Barreras, Roberto Gerlein, Simón Gaviria y Oscar Iván Zuluaga?); un enano capaz de convertir una crisis en una gran victoria; un enano capaz de ligar su caso con los grandes problemas del país, la paz y la democracia; un enano que en una semana logró lo que el presidente Santos no pudo en meses y meses: ponerle pueblo al proceso de paz. Ya La Habana no es una mesa de negociación rodeada de agua por todas partes.", declaró a El Periódicko.com Dopey Mudito, uno de los siete amigos de Blanca Nieves.

Por su parte, Sabio, el jefe de los enanitos, con voz pausada y en perfecto español, le dijo a El Periódicko.com : "Desde el 9 de diciembre la democracia se tomó la Plaza de Bolivar, un tinto y un reconstituyente, sin disparar un solo tiro, ni echar una sola piedra. No ha ocurrido ni un solo acto de violencia. Definitivamente la racionalidad y el espíritu del pacifismo 'infiltraron' esas manifestaciones. Admirable".

"Petro es el man o Petro es el mal, esa es la polarización en Bogotá", gritó Gruñon, el cascarrabias de los siete enanos, lastimándome los tímpanos. Haciendo contraste, Blanca Nieves en tono suave y dulce comentó: "Si todo eso es capaz de hacer Petro siendo un administrador regularcito, ¡imaginense lo que haría siendo un brillante administrador! Si bien no es mi principe azul ideal, al menos tiene ojos saltones de sapo. Un beso para él".

"Ojalá todos los enanos fuéramos como Petro", dijo abriendo un ojo Sleepy, otro de los siete enanitos. Y antes de quedarse nuevamente dormido, exclamó bostezando: "Los colombianos están pariendo un nuevo país. ¡Felicitaciones! El voto popular no es desechable; el Alcalde, tampoco. ".

Todo iba de película hasta que la canciller María Ángela Holguín me aguó la fiesta: inmediatamente envió una nota diplomática a Disneylandia, protestando enérgicamente  por la intervención de los enanitos y Blanca Nieves en asuntos internos de Colombia. Croac, croac. "¡María Demonios Holguín", le gritó Gruñón. También yo. Se tiró la mejor entrevista de mi vida...

Así las cosas, no le quedó a El Periódicko.com  (y a mí) otra alternativa que hablar con gente real, de la calle y de las cafeterías. En el Juan Valdez de Unicentro, al norte de Bogot, mientras me tomaba un té,  aproveché para entrevistar a mi vecina de mesa: la politóloga Maribel García Sanz. Ojos azules, piel blanca, labios rojos y mucha materia gris.

Alejandro Ordóñez
Presidente de la República 2018-2026
"Paradójicamente, Petro resucitó, creció y se agigantó, catapultado por el señor procurador. A Ordóñez el tiro le salió por la culata",  me dijo. (Me imagino a los medios amarillistas -que lo son todos, con nuestra honrosa excepción- investigando dónde queda la culata del señor Procurador).

Para la politóloga García Sanz, la frase del procurador tiene mucha tela de donde cortar. "Hay que analizarla, tiene innumerables connotaciones. Esas cinco palabras revelan de manera extraordinaria las concepciones que, en el fondo, Ordóñez tiene sobre el país: lo considera un circo y él se considera el dueño del circo, o al menos, uno de sus dueños.  Por eso dice 'se me creció el enano' y no un distante e impersonal: 'se creció el enano'. La concepción que Ordóñez tiene sobre el país es de corte urbano. Es la otra cara de la moneda de aquellos sectores de las clases dirigentes que consideran al país una finca", me dijo Laura Maribel García, cruzando una pierna  y haciéndome desconcentrar totalmente. (No comparto plenamente este planteamiento de la politóloga. Se queda corta. En mi opinión, Ordóñez no solamente se cree el dueño del circo, sino también el clown...)

Pero más que la frase misma del Procurador, lo que a El Periódicko.com le llamó la atención, es el lugar desde la  cual la pronunció: desde debajo de su cama, donde lleva recluido  hace una semana. Ningún medio reparó en este significativo detalle. ¿Qué hace ahí Ordóñez? ¿Acaso está jugando a ser una bacinilla? ¿Por qué no quiere salir de allí? ¿De qué se esconde? Todos estos interrogantes se los planteé a Laura Maribel.

Ella se quedó pensando, cerró sus ojos y al bajar sus párpados sus largas pestañas me abanicaron. Fueron quince segundos de silencio que me parecieron una eternidad. Una deliciosa eternidad porque pude contemplar su bello rostro con absoluta libertad. Repentinamente abrió sus ojos (sus pestañas nuevamente me abanicaron) y contestó todos mis interrogantes con un juego de palabras: "Petro tiene Guardia Indígena; Alejandro Ordóñez, guarida alienígena".

Pero otro enfoque muy distinto tiene Rosario Bisturí, una abogada de origen caleño residenciada desde hace 5 años en Bogotá, con quien  tuve oportunidad de conversar en un bus de Transmilenio.

-¿Cómo ve usted la actuación del Procurador en el caso Petro, Rosario?

-El Uribe Centro Democrático debería sancionar duramente al Procurador. Debería excolmulgarlo. Caparlo simbólicamente, si me permite la expresión, caballero. Ser de derecha no le da uno el derecho a ser un imbécil. No hay derecho a resucitar a un cadáver político como era Petro hasta la semana pasada. Eso es hacerle un favor al enemigo. Es una forma de traición a la patria. Como si fuera poco, el Procurador se tiró el buen trabajo que venía haciendo el representante Miguel Gómez con la revocatoria. Por medio de votación popular, los bogotanos hubiéramos podido bajar a Petro de la Alcaldía sin mayores escándalos. Ahora sería absolutamente imposible por ese medio. ¿Qué va a hacer el pobre Miguelito que pensaba lanzarse a la Alcaldía aprovechando su papel de promotor de la revocatoria? ¿Cómo va a recuperar esos 150 millones que dijo haber invertido en la correspondiente recolección de firmas? Definitivamente, esa platica se perdió.  Y todo por el acelere del bendito Procurador. Qué le costaba esperar que sucediera la revocatoria de Petro y luego sí salir a sancionarlo, no con 15 sino con 20 años.  Perdimos la oportunidad de joderlo sin que nadie dijera ni mu. Todo por el acelere del Procurador. A Ordóñez hay que jalarle las orejas. O, mejor,  como diría cualquier taurófilo, hay que cortárselas. ¡No por buen toro, sino por pésima vaca!"

Rosario Bisturí no ha terminado de responder a mi pregunta, cuando  un señor de baja estatura y bigote que ha estado escuchando la entrevista, metió la cucharada. O mejor, el cucharón.

-Yo no estoy de acuerdo. La actuación del procurador es positiva, significa un paso adelante...

-¿Cuál es su nombre, señor?

- Flavio Enrique Malo, a sus órdenes.

-Señor Malo, ¿por qué la actuación del procurador en el caso Petro es positiva?

-La derecha de este país está iniciando en un interesante proceso de civilización y humanización. Aquí solamente se habla de la Bogotá Humana. Pero nadie habla de la Derecha Humana, un fenómeno nuevo y revolucionario. Fíjese usted: ha empezado a dejar de asesinar físicamente a sus adversarios políticos -como lo venía haciendo desde los tiempos de Laureano- para pasar a dar únicamente muerte política a sus contrincantes, de manera  selectiva (y no en grandes grupos, que es tan feo). El ahorro de sangre es 100%. Eso es lo que está haciendo Ordóñez con sanciones como la que le impuso a Petro. Es la impoluta y civilizada violencia del siglo XXI. Los colombianos no han apreciado ese avance. Por el contrario, organizan protestas y bochinches. Nos están obstruyendo el nuevo camino. De seguir las cosas como van, no nos quedará más remedio que volver a los antiguos métodos, Después preguntan que por qué este país está como está...

@dicksalazar


        

----------------------------------------------------------------------

Fotografía del encabezado: Semana.

Semana. Canalizar la protesta. Columna de María Jimena Duzán.

El Heraldo. Petro, el nuevo fenómeno político. Análisis de Óscar Montes, @Leydemontes

El Tiempo. Hay que amarrar al monstruo. Columna de Daniel Samper Pizano

El Tiempo. Mitos y verdades del fallo contra Petro. Análisis jurídico de  José Fernado Florez Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario