Colombiano efectúa aporte a la teoría filosófica de Tales de Mileto

El mundo académico está alborotado. No le cabe un tinto, ni mucho menos una Cocacola. Y todo porque un desconocido filósofo colombiano realizó un importante aporte a la teoría de Tales de Mileto, el famoso filósofo griego de la antigüedad, fallecido en el año 546 antes de Cristo (qepd). 


Este colombiano que ha revolucionado la filosofía,  se hace llamar de una manera extraña: Tales de Muleta. Tiene un problema en la pierna izquierda. Cojear, cojear, no cojea; más bien se diría que camina con ritmo pegajoso. Y se le ve bien: es caleño. Nació mil novecientos setenta años después de Cristo, exactamente un 3 de abril en el Hospital de San Juan de Dios.

Este hombre excéntrico, de rasta hasta a la cintura, que estudió filosofía a distancia, es fanático del color blanco: usa siempre camiseta blanca, zapatos claros, y tiene dientes extremadamente blancos. Como si fuera poco, cien cabellos del mismo color adornan sus sienes, sin que se le noten a primera vista. Ventaja de las canas invisibles. 

Tales de Muleta se declara admirador de Tal Cual, el personaje del Boletin del Consumidor en la TV. "Tengo una profunda afinidad con él a nivel de nombre", me dice muy serio. Se pasa la mano por la rasta, se rasca la cabeza, y recita su argumento preferido : "Es que yo creo en el poder de las palabras".

Y yo le creo que cree en el poder de las palabras. Capto su sinceridad. Por eso, cuando Tales de Muleta me cuenta que se casará con una hermosas mulata, no tanto por amor sino por una razón superior: para que rime con su nombre, yo le creo y no me extraña en él. Ese es su mundo. "Para ser felices, a Tales de Muleta y a la mulata, tan solo les hace falta una maleta", digo yo para mis adentros.


-¿Cual es el aporte que usted hizo a la filosofía de Tales de Mileto?

-Mi aporte es una ampliación de su teoría monista del universo.

-¿En qué consiste la teoría monista?

-Tales de Mileto razonaba que la materia básica del universo tenía que ser algo a partir de lo que se pudiera formar todas y cada una de las cosas que componen el mundo. (Ese es el monismo, término que viene de monos, concepto que en griego significa único).  Se trataría, entonces, de una sustancia que, a más de ser esencial para la vida, fuera capaz de movimiento y de transformación. 

-¿Y qué sustancia es esa?

-Tales observó que el agua es claramente necesaria para mantener todas las formas de vida y que se mueve y cambia, asumiendo formas distintas: del estado líquido al sólido del hielo y al gaseoso del vapor. Así, entonces, concluyó que toda la materia, independientemente de sus propiedades evidentes, tiene que ser agua en algún estado de transformación. La teoría de Tales es correcta de manera general. Pero en ciertos casos especiales, lamentablemente se queda corta. Y ahí entro yo a llenar este vacío.

-¿Cómo llena usted tal vacío teórico?

-Permítame le explico, caballero. Algunas cosas en la vida tienen sabor, swing. Como, por ejemplo, Cali  y su salsa, fenómenos que Tales de Mileto no tuvo la oportunidad de conocer¿De qué están hechas este tipo de cosas? La respuesta es sencilla. No pueden estar hechas de agua pura y simple, ya que el agua es por sí misma insabora. Así como la nada, nada engendra, el no-sabor no puede originar el sabor. ¿Comprende?

-No mucho. En realidad el tema me resulta muy abstracto y gaseoso... 

Reconozco que el tema resulta difuso y gaseoso para los neófitos en la materia, pero ya que hablamos de gaseosas, bueno es advertir que allí precisamente está la respuesta que buscamos. Analicemos con atención este asunto: ¿qué le da el sabor a las gaseosas? 

-No tengo la menor idea...

En buena parte, el gas que contienen. Cualquiera sabe que una gaseosa que ha perdido el gas es horrible e intomable. Por el contrario, si tiene gas resulta agradable al paladar. Así, entonces, es de fuerza concluir que si el agua es la materia primordial del cosmos -como lo afirma acertadamente mi colega Tales de Mileto-,  las cosas que en el mundo tienen sabor, swing y cheveridad, tienen que ser hechas, necesariamente, de agua con gas. Y ese es, precisamente, mi aporte a la teoría monista del universo. 

@dicksalazar 


No hay comentarios:

Publicar un comentario