Uribe enfrenta de manera práctica los tomatazos


El expresidente Uribe encontró una manera práctica de enfrentar los ataques a tomatazos que en algunas zonas del país ha recibido por parte de desadaptados. Así lo demostró cuando como parte de su campaña electoral visitó a Soacha, un municipio cercano a Bogotá, conocido en el mundo por ser la capital mundial de las víctimas de los falsos positivos. 


A Uribe la agresión de las multitudes le importó un cilantro. Y esa actitud con la que afrontó los ataques se convirtió, precisamente, en materia prima de una nueva manera de sacarle provecho a las circunstancias.  Uribe, hombre pragmático por excelencia, recogió humildemente los tomates, tomó un poco de su propio cilantro, echó mano de sus tres huevitos y preparó unos deliciosos huevos pericos que le sirvieron como desayuno. Y listo el pollo:  ¡Barriga llena, corazón contento! @dicksalazar





Soacha le recuerda a Uribe los falsos positivos con tomatazos. Semana.


          

No hay comentarios:

Publicar un comentario