Paloma Verde de @ShotSilence




Jorge Salazar no es pariente mío. Sin embargo, ambos estudiamos derecho y los dos somos zurdos. Pero tenemos diferencias: él es costeño, yo soy cachaco; él nació el 12 de mayo de 1994, yo no; a mí no me ha dado varicela, a Jorge sí. Y gracias a esta enfermedad, que lo tendió en la cama por más de dos meses, Jorge se aficionó a la lectura y a Gabriel García Marquez. Después Jorge contrajo un  terrible vicio: el de escribir. Un vicio que lo tiene al borde del delirio y hoy quiere compartir con ustedes, que son unos enfermos por la lectura. @dicksalazar







Paloma verde, cantora,
dichosa al rocío del sol, 
las brumas de la mar te espantan.

Postrada en el cielo insondable
bajos las ruinas olvidadas
descansa tu pecho arraigado
a la metrópolis de sangre, cantora.

Paloma verde, cantora,
que al revolotear atracas en el barco
y cantas, cantora, rugiendo 
con el bramido de un oso azul.

Vas,      
vuelves,
la plaza canta, la oyes
y te duele el alma.

Desde los arrabales te silban y cantas,
paloma verde, cantora,
que no eres mía 
y tu libertad te hace de nadie. 

Conocedora eres, paloma, 
del amor frágil, furtivo, 
de besos que chocan entre sí
y de silencios incustodiables.
      
Desciende, paloma,
anónima.
Aquel viejo ofrece su comida
se agazapa y te espera.

Adiós, a dios siempre, 
vuelve ayer y parte mañana, paloma,
aquí te espera la vida,
viva 
como casi siempre, Cantora.     


Jorge Salazar
@ShotSilence  


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario