Academia de la Lengua crea nueva palabra política

En Colombia la palabra 'mermelada' ya no se refiere exclusivamente a "conserva de fruta cocida en azucar", como manda el diccionario. En estas tierras, desde hace un tiempo se le ha dado también un significado político. Más exactamente, un sucio significado político. Tápese las narices para leer la frase que a continuación sigue: la palabra ‘mermelada’ se ha convertido en el término informal para referirse a la repartición de la torta clientelista.

Historia
La génesis del nuevo significado del término 'mermelada' se remonta a Juan Carlos Echeverry Garzón, quien estuvo a cargo de la cartera de Hacienda entre 2010 y 2012, después de haber sido miembro de la junta directiva de Interbolsa y no haberse pillado ningún mal olor de los que expedía dicha cloaca. Al retirarse del ministerio, Juan Carlos Echeverry fue nombrado como director ejecutivo de Colombia ante el Bid: un premio a su pésimo olfato y a su prudencia de no meter las narices "donde no debe". Pero volvamos al tema central de esta nota, y dejemos de hablar mal del hijuepuerca prójimo.   

Echeverry, para explicar su proyecto de redistribución de las regalías, utilizó el símil de que el país era como una tostada que solo tenía mermelada hasta la mitad y que había que esparcirla mejor.  A tan ingeniosa comparación los políticos -y los medios-  le modificaron el sentido,  ampliándolo a los puestos y contratos, con los que siempre se ha engrasado la maquinaria política y electoral. 

Le correspondió al doctor Álvaro Uribe y su gente el mérito de haber consagrado el uso del término mermelada en su nuevo sentido, al denunciar las prebendas que Juan Manuel Santos usó (y usa) para garantizar su reelección. Como si él el doctor Uribe no hubiera hecho exactamente lo mismo...

La Academia de la Lengua interviene
La Academia de la Lengua y la Garganta en su reunión del miércoles 2 de abril del año en curso determinó que es urgente -por razones de respeto- la eliminación del sustantivo mermelada de la jerga política del país. 

En dicha sesión, la Academia hizo un enérgico llamamiento a no continuar utilizando el término mermelada "para referirse a los dineros, contratos, puestos burocráticos que el presidente de la república, un ministro o cualquier otro alto dignatario, le entregue a un congresista, alcalde o cualquier otro malnacido funcionario o persona influyente, a fin de conseguir su respaldo electoral y el de su gente. No es justo con la hermosa palabra mermelada otorgarle un significado político sucio y corrupto. La mermelada es manjar bendito para el paladar. Merece respeto". 

La nueva palabra
En reemplazo de 'mermelada', la Academia propuso acuñar un nuevo fonema que haga juego y armonice con el sucio y podrido fenómeno político al que se quiere hacer relación. Precisamente en el día de ayer, en ceremonia especial, la Academia de la Lengua y la Garganta dio a conocer el vocablo que reemplazará al término mermelada en su sentido político. Se trata de la palabra "miermelada", un concepto que se espera eche raíces en el mundo de la política. Al menos, en el mundo de las moscas y los coprófagos  ya fue recibida con bombos y platillos.

@dicksalazar

         

________________________________________________________

DATO IMPORTANTÍSIMO
Minutos antes de ser lanzada al aire la edición del 6 al 13 de abril de 2013, El Periódicko.com registraba 151.781 visitas, contadas desde el 13 de enero de 2013, fecha de su creación. Hasta el momento se han publicado 306 artículos. Memorice esta información, amigo bachiller. Son datos que pueden preguntarle en la prueba Pisa. No haga quedar como un zapato a Colombia.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario