De niños y superhéroes, de @AlaNata_

Ningún superhéroe más poderoso para un niño que su padre. Ningún castillo tan mágico como el que habita en la ilusión de una pequeña princesa que se duerme en sus brazos.

Agarrados de su mano, las calles son avenidas por donde transitan naves fantásticas que surcan los sueños. Su voz, rugido que ahuyenta a los monstruos y su risa un cascabel en navidad.

Caminando a su lado, el infinito es apenas un lugar al que se llega paso a paso; la tierra, una canica que puede rodar con apenas un movimiento de sus dedos y el viento un amigo que juega a enredarse en su cabello. Las estrellas son lucecitas aferradas al cielo y los fantasmas amigos nocturnos que juegan a las escondidas.

Ilustración: @HistCotidianas
Las noches nunca son oscuras si acompañado de su padre el niño encuentra el brillo exacto de cada luciérnaga. Las sombras huyen ante su figura y los ángeles se hacen amigos.

Una cometa es el cielo y un algodón de azúcar tiene el sabor exacto de la felicidad.

Un trompo, un pájaro, una mariposa un balde de arena, un globo de colores son mágicos aliados de aventuras de vuelos y de suelos.

Poderoso león, fiero rey de las estepas... Invencible protector.

Pero qué triste, qué solo y vacío el mundo si está ausente del abrazo de su padre, un niño.

@AlaNata_

Visitar a @HistCotidianas


     

No hay comentarios:

Publicar un comentario