"Pasar mi vida tras la ventana", de @AlaNata_


Si todo se redujera a ver pasar la vida tras la ventana.

Volarían los gritos de los infantes llevando en sus manos montoncitos de arena para el camino
y la  incertidumbre de quien empieza a amar les seguirían.  

Correrían raudas las mañanas de domingos que llevan atado a un dedo el globo multicolor de la alegría y el sabor a felicidad de las risas cantarinas.

Con paso lento vería transitar las horas del insomne  y tan a prisa como estrella fugaz, las del enamorado que suspira.

Cargando a cuestas momentos muertos pasarían los minutos de quien olvidó soñar y una estela de lamentos les acompañarían.

Columpiándose en minuteros las travesuras de los momentos compartidos haría marcha en este transitar de vida.

Arrastrando cadenas irían los segundos eternos de quien dejó su corazón olvidado en el país de las mentiras. El índice acusador de su propio juez muy de cerca le señalaría.

Saltando de hora en hora irían los pasos de quien hace de sus lágrimas charcos bajo la lluvia.
Luciendo sus trajes grises caminarían los días de quien espera en la incertidumbre de las llegadas tardías. Y de azules profundos les seguirían las tardes de quien aún en la desesperanza se viste de expectativas.

De manto oscuro, a veces adornado de luces, caminarían las noches repletas de misterios para quienes ven en ellas su cómplice perfecto. Susurros de viento les hablarían.

Cantos alados saludando mañanas despertarían de su letargo a quienes han olvidado abrir los ojos  
y se miran solo en su propio espejo.

Y en un carnaval de tiempo, a veces simple, a veces complejo, vería pasar mi vida tras la ventana.

@AlaNata_

Ilustración: @HistCotidianas



      

No hay comentarios:

Publicar un comentario