Despierto y aún no me encuentro: @AlaNata_

Silenciosa ausencia


De pisadas serenas que ni el viento percibe, lleno el espacio de mis noches.

Esa manera tan simple de estar, esa dulce espera de la caricia esquiva
y una vida silente compartida a mi lado.

Llegó un mediodía con la luz en sus ojos, tan inesperado como lluvia en verano.

Despacio fue explorando territorios, marcando por siempre un lugar entre mis sábanas 
y llenando de misterio rincones hasta entonces inhabitados.

Ni el más hermoso, ni el más perfecto, pero sí la compañía en mis momentos más tristes.

Sabedor de mis llantos ahogados, de mis angustias desbordadas entre las paredes del cuarto
Cómplice incondicional de mis de rabietas a puerta cerrada
y de uno que otro secreto inconfesable.

Llegó para quedarse, para grabarse en la memoria indeleble del corazón.
Se instaló en esos afectos que solo se guardan a seres sublimes
y aunque se fue, estará en cada lágrima que me ha costado su ausencia.

Sus pasos de cojín ya no caminan mi cuerpo. En mi puerta ya no está su saludo de cada mañana
y aún así,  le busco en mis madrugadas.

Silenciosa ausencia, infinita nostalgia.
Cargando la culpa de mis decisiones...  despierto y aún no me encuentro.

@AlaNata_

Ilustración: @HistCotidianas

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario