Las cosas que a Rosa Sandoval le saben a mierda

Y es que ya me comienzan a saber a mierda todas y cada una de las personas que se atreven a pensar que estoy mal por no seguir los preceptos sociales establecidos para una mujer de 27 años

Me saben a mierda todos y cada uno de los que le dan valor a una mujer por sus curvas y no por su cerebro…

 Me saben a mierda todas y cada una de las mujeres que buscan un bolsillo para amar…


Y es que ya me comienzan a saber a mierda las madres que quieren vivir sus sueños a través de sus hijos…

Los hombres que aun viven en la edad media y se creen indispensables y la autoridad…

Las personas que niegan la igualdad social y la justicia…

Los uribistas me saben más a mierda que cualquiera….

¡Me sabe a mierda este mundo de mierda!

Me saben a mierda los momentos en que no puedo contener mi llanto por el maldito desamor

Me saben a mierda los recuerdos de una esperanza que se murió antes  de nacer y me sabe a mierda no lograr  ser ni un poco puta.

Me saben a mierda las palabras mediocres, las excusas para decir NO, y me saben a mierda las verdades  injustificadas y las mentiras valederas.

Me saben a mierda los sermones mamertos, las malas costumbres y las malas mujeres.

Me saben a mierda los cajones  vacíos, las maletas llenas y el peso diario sobre el suelo…

Me saben a mierda los lugares lejanos, los proyectos olvidados y las metas sin cumplir…

Me saben a mierda las interminables listas de enemigos, los muchos amigos y los pocos hermanos…

Me sabe a  mierda la ultraderecha, el centro sin fundamento y a veces me sabe un poco a estiércol la suprema izquierda.

Y como dijeron una vez… uno se acostumbra a vivir en la mierda y poco a poco comienza a saber mejor…

Rosa Sandoval
Abogada

____________________________________________________________


Simplehache mete la cucharada
El anterior texto de la abogada Rosa Sandoval, publicado hace pocos días en Los Independientes -una publicación virtual que dirige Andrés Castañeda Muñoz-, inspiró a SimpleHache a escribir estas románticas rimas que encontramos de casualidad entre el cajón de la mesa de la greca del tinto de la sala de redacción de El Periódicko.com. ¿Está enamorado nuestro juglar de cabecera? Eso sospechamos. No hace mucho compró una corbata rosada de corazones que no se la quita ni para dormir; desde hace unos días los ojos se le pusieron amar-illosos de tanto soñar despierto... 


Querida amiga Rosita/ me dejas estupefacto, /ya quisiera yo una cita/ para casarme en el acto.

Y de casarme te digo/ por la ley de la mandinga, /para que hagas conmigo/ lo que quieras en la minga.

Pero tendré una ventaja/ lo tengo que confesar, /no importa de que la paja/ pues todo te sabrá igual.

Tú también tendrás la tuya/ lo paso a reconocer, /por más que yo haga buya/ nadie nos podrá entender.

Y si un amigo se enoja/ o muy celoso se pone, /me lo mandas por la red  /que aquí servimos "calzones".

@SimpleHache


        

No hay comentarios:

Publicar un comentario