"El Centro Democrático soy yo"

En un país tan salado como el nuestro, inundado de malas noticias y perseguido por la mala suerte, constituye para El Periódicko.com un gran acontecimiento publicar noticias positivas. Y no es cualquier pendejada lo que hoy tenemos que contarles a los colombianos. Es, sin lugar a dudas, la noticia más importante de los últimos doscientos años, repetimos: ¡de los últimos 200 años!


La buena nueva es esta: por fin Colombia está retomando sus raíces políticas  y culturales. Durante un siglo entero, entre 1717 y 1819,  las tierras de lo que hoy son nuestra patria vieron florecer un gran virreinato, el Virreinato de la Nueva Granada. Ilustres hombres como Amar y Borbón, Pedro Messia de la Cerda  y Antonio Caballero y Góngora (distinto a Antonio Caballero el de Semana) gobernaron sabiamente nuestros suelos, llevándolos por el camino de la gloria.

Desafortunadamente este virreinato no pudo evolucionar;  lamentablemente no pudo transformarse en un reino o monarquía, que era el paso lógico a seguir.

Y todo debido a Simón Bolivar,  cuyas acciones subversivas y terroristas de 1819  le partieron el espinazo al gran Virreinato de la Nueva Granada.  Y  fue así  como tristemente se perdieron nuestras raíces políticas y culturales, y nuestra patria extravió su camino y se sumió en oscuras tinieblas.

Pero hoy surge una nueva esperanza, un rayo de luz. Por fin, 195 años después de la desaparición del Virreinato,  Colombia retoma sus raíces monárquicas y da sus primeras puntadas para convertirse en un reino y en una pujante monarquía.

No hace muchos días, el Centro Democráticos dio a conocer sus estatutos, normas que serán refrendadas en octubre próximo por una convención estatutaria. Estamos seguros de que estos estatutos están  destinados a marcar un hito en nuestra historia y servirán de ejemplo a las generaciones venideras.

En este marco normativo se consagra -con gran acierto y mucho tino-al doctor Uribe como monarca del Centro Democrático, un título más que merecido a quien ha sido considerado por el país como el Gran Colombiano de Todos los Tiempos.

Muchos son los artículos de estos estatutos que consagran la majestad del doctor Uribe.

Por ejemplo:

El artículo número 1 reconoce al señor expresidente Álvaro Uribe Vélez, como Presidente Fundador y orientador número uno de la colectividad, de tal forma que lo considera en sí mismo un órgano de dirección universal, por encima de la Convención Nacional y la dirección Nacional colegiada, compuesta por 17 pinches miembros.

El virrey Pedro Messía de la Cerda 
profetizó que en el siglo XX  nacerían 
un gran futbolista y un gran político que 
harían honor a su nombre. Efectivamente
casi aciertael 24 de junio de 1987 nació 
Lionel Messi y el 4 de julio de 1952 nació 
Álvaro Uribe, el Mesías. 
   
Teniendo en cuenta el don de la ubicuidad que le es propio y connatural al doctor Uribe, el artículo 40 de los estatutos establece que  “el Presidente Fundador tendrá asiento con voz y voto en todos y cada uno de los órganos de dirección y representación del Centro Democrático".

De esta manera se garantiza que el expresidente Uribe esté presente en alma, cuerpo, espíritu y carnitas no solo en los órganos nacionales del Centro Democrático, sino también en los 32 organismos de carácter departamental y en los más de mil comités de nivel municipal con que cuenta el partido.  ¡Qué maravilla!

Como si fuera poco, en uno de sus apartes, el artículo 36 establece que ningún miembro  podrá pertenecer a un mismo órgano del Partido por más de tres periodos, con excepción… ¡del Presidente Fundador! Norma obvia y completamente lógica.

 El artículo 43 de los estatutos establece que la Convención Nacional del Centro Democrático tiene la facultad de reformar los estatutos  y, en ausencia del Presidente Fundador, y solo en ausencia del Presidente Fundador, elegir al Director del Partido.Un justo reconocimiento al poder soberano del egregio dedo del doctor Uribe, el dedo más grande de todos los tiempos.

Pero hay más...

El artículo 95 establece que el Veedor Nacional del Centro Democrático será elegido por el Presidente Fundador, o en su ausencia -y solo en su ausencia- por la Dirección Nacional por un periodo de dos años (es que la Dirección vale uno de los tres huevitos).

El artículo 46 de los estatutos estipula que se podrá convocar una convención extraordinaria del Centro Democrático en cualquier momento a solicitud… adivinen de quien… ¡del Presidente Fundador! (y también a solicitud  de la Dirección Nacional o de un 30% de los miembros del partido, siempre y cuando esta solicitud sea hecha de manera respetuosa y humilde).

Progresa Colombia. De Virreinato en tiempos de la Nueva Granada, a Reino en tiempos del doctor Uribe. ¡Viva Colombia!

@dicksalazar


     


LINKIPEDIA
¿Cuál centro y cuál democrático? Columna de Elisabeth Ungar en El Espectador

No hay comentarios:

Publicar un comentario