Tuitero amenaza con castrarse

URGENTE, Bogotá. A esta hora autoridades médicas del Distrito, el cuerpo de Bomberos y la Policía Metropolitana intentan convencer a un tuitero para que no cumpla con una fatal promesa.

"Por encima de todo, soy un hombre de palabra" ha gritado en múltiples oportunidades el tuitero, a la vez que esgrime unas grandes tijeras y amenaza con quitarse los testículos de un solo tijeretazo.  "Si dije que lo hacía, lo hago. No hay tu tía que valga", vocifera el hombre en paños menores desde la ventana de un segundo piso de un apartamento en el que está encerrado.

Desde la calle del elegante barrio, familiares del tuitero intentan convencerlo de que no cumpla con su amenaza. Incluso, la esposa del tuitero ha organizado en la acera del edificio una cadena de oración para pedirle a los Cielos que su marido no lleve a cabo su cometido. Sin embargo, hasta el momento todos los ruegos (y rezos) han resultado infructuosos. El sujeto continúa blandiendo en su mano derecha las filosas tijeras. El ambiente está tenso. 

De nada ha valido explicarle que nadie tomó en serio los tuits que emitió en conversación con el senador taxista Antonio Navarro Wolff. El tuitero tercamente insiste en cumplir con su palabra. 

En exclusiva, presentamos a los lectores de El Periódicko los tuits que dieron origen al dramático caso en la capital colombiana. Noticia en desarrollo.

@dicksalazar



   

No hay comentarios:

Publicar un comentario