Dime cómo titulas una noticia y te diré que clase de hp eres

Herald Kurtis, profesor emérito de la Universidad Underground de Liverpool, Inglaterra, saltó a la fama académica con dos frases que han hecho carrera entre las nuevas generaciones de periodistas:

1. "Cada medio de comunicación informa de los hechos según su propia visión, según su propia miopía y  también, en concordancia con su propia ceguera".

2. "El titulo de una noticia viene determinado por la enfermedad mental de la que adolezca el editor".


Por estos días los grandes medios de comunicación han difundido ampliamente la difícil situación que  el expresidente Álvaro Uribe tuvo que sortear el viernes 20 de marzo  al ingresar a la Universidad Libre de Pereira, en donde se hizo invitar a un debate académico "contra" el profesor Iván Giraldo Henao.

¿Cómo informaron de estos hechos los grandes medios de comunicación?

Eso es, precisamente, lo que nos proponemos analizar en este artículo, partiendo de los fundamentos teóricos del profesor Herald Kurtis.


La revista Semana le puso el siguiente encabezamiento a la noticia del expresidente: Uribe es abucheado en la Universidad Libre de Pereira. Y con este párrafo abrió la noticia:

"Según informa El diario del Otún, la jornada fue especialmente tensa. 'Uribe paraco el pueblo está berraco', con estas arengas recibieron al senador Uribe en las instalaciones de la Universidad, donde no fue posible el acceso de los medios de comunicación al auditorio, ya que las autoridades debieron rodear al expresidente para evitar agresiones de la comunidad educativa".

Análisis. Mi espíritu antiuribista se ve regocijado con ese titular y ese primer párrafo de la revista Semana. Todo lo que refleje y resalte la caída de Uribe me pone el corazón contento. Esa es mi sucia naturaleza. No es mi culpa. La culpa es de Uribe, por ser como es y dar semejante papaya.

Al día siguiente de que Semana publicara el artículo en el que citaba la información del Diario del Otún, este diario de Pereira cambió la versión de la noticia y la suavizó.

"Con rechiflas y arengas, los estudiantes de la Universidad Libre de Pereira recibieron ayer en el claustro al expresidente y actual senador de la República Álvaro Uribe Vélez, quien venía a participar de un debate académico constitucional organizado por el Observatorio de Derecho Constitucional, representado por el docente Iván Giraldo".

Crítica. Me decepcionó que el Diario del Otún sacara del texto la consigna "Uribe paraco, el pueblo está berraco" y la remplazara por un genérico "con rechiflas y arengas, los estudiantes... recibieron ayer... a Uribe". Qué tristeza, le quitaron la sal a la noticia.

Ahora pasemos a otro medio: El Colombiano. Este periódico de Antioquia tituló así la noticia: Uribe es abucheado en debate en la Universidad Libre de Pereira.

Y con estas líneas inició la noticia:

"En la mañana de este viernes se realizó un polémico debate con Álvaro Uribe Vélez en la Universidad Libre de Pereira. A su llegada el expresidente fue abucheado por los alumnos".

Crítica. Que un diario de la patria chica de Uribe reconozca que Uribe fue abucheado es cosa de admirar. Mis sinceros aplausos. Sin embargo, debo manifestar que el titular no es exacto. No fue en el debate donde abuchearon a Uribe. Primero, porque no hubo el tal "polémico debate". Así lo prueba el titular del periódico La Tarde: En la Universidad Libre el debate que nunca fue. En realidad, lo que se dio fue un monólogo de Uribe. En segundo lugar, porque  a Uribe lo abuchearon  no solo a la entrada sino también a la salida del fallido debate. En el acto propiamente no lo chiflaron porque tan solo dejaron entrar a unos pocos escogidos, que no sabían silbar...

Y ya que hablamos de La Tarde,  veamos el párrafo con el que este periódico encabezó la noticia:

"A las 10 de la mañana como estaba previsto, llegó Uribe a la Libre acompañado de su séquito y su escolta personal. Los ánimos se desbordaban. Se escucharon insultos y algunos no pudieron contenerse. Fue entonces cuando el expresidente trastabilló y fue captado por cámaras profesionales y videos aficionados".


Crítica. Extrañamente el texto no hace referencia a lo que coreaban masivamente los estudiantes, como por ejemplo: ¡Uribe paraco, el pueblo está berraco! ¡Uribe basura, no queremos la censura!

Estas consignas son calificadas por La Tarde como simples "insultos", olvidando desafortunadamente lo que al respecto dijera el gran José Eustasio Rivera: "un insulto deja de ser insulto cuando contiene una verdad histórica y se hace en forma de rima. En tal caso se convierte en poesía popular, libertaria y militante".

El diario El Espectador tituló de esta manera la noticia: Disturbios en Universidad Libre de Pereira por visita del senador Uribe. 

Critica. Ese titular pone énfasis en los desordenes que produjeron los estudiantes, dejando de lado el agua sucia que recibió Uribe: el abucheo, que es lo que a mí me parece que hay que destacar. La esencia de la noticia es que Uribe una vez más fue abucheado. Y no, exactamente,  que hubo desordenes y recocha estudiantil. Por otra parte, el titular califica la presencia de Uribe en la Libre como "visita". Pues no, Uribe no iba de visita, no iba a saludar a la gente, a conocer las instalaciones o a tomarse un té con galleticas. Iba a un supuesto debate. Así que el titular es impreciso y en esa misma medida es preciso descalificarlo. Calificación: 2,5. Pierde la materia. Repite el titular.

Y por último veamos cómo carajos manejó la noticia El Tiempo.

Así la tituló: Uribe respondió a todo tras superar ola de abucheos .Y así relató la noticia:

El senador Álvaro Uribe vivió este viernes momentos de angustia –como lo revelan varias fotografías– por el fuerte abucheo del que fue objeto a su llegada a un debate en la Universidad Libre de Pereira, pero al final logró superar el impasse y desarrollar con tranquilidad la discusión académica a la que fue invitado. Los estudiantes levantaron pancartas por la defensa de la libertad de cátedra y a favor del profesor Giraldo. Cuando llegó Uribe, los alumnos comenzaron a gritar: “¡Fuera, fuera, fuera!”. El cuerpo de seguridad del senador cerró las puertas del auditorio a pesar de que este no estaba lleno, lo que enardeció aún más los ánimos de los estudiantes.

Crítica. Para el titulador de El Tiempo, Uribe es todo un Supermán. No solo superó la ola de abucheos, sino que super respondió todas y cada una de las preguntas que le formularon en el super "debate". Y además, las respondió con "tranquilidad" (¿con tranquilidad de conciencia?)

Y cuando uno lee el texto de la noticia queda convencido de que en cuanto a modales y buenas maneras, no hay quien supere a los estudiantes de Pereira. Para El Tiempo, los estudiantes tan solo gritaban: "!fuera, fuera, fuera!".   Zambomba, recórcholis, diantres, eso no es así. También gritaban a todo pulmón: ¡Uribe malparido, no queremos ser falsos positivos! ¡Huele a azufre, huele a azufre! !La Libre se respeta! ¡No queremos asesinos!

Conclusión. Ciertamente presentar las noticias y titularlas de manera objetiva es muy difícil. Pero eso no significa que el periodismo colombiano no pueda hacer algo para empezar a remediar este gravísimo problema. La unificación de los titulares debe ser el primer paso en esa dirección. ¿Cómo? Sencillo: nombrándome a mí coordinador general de titulación de la prensa nacional escrita. Estoy en condiciones de garantizarle al pueblo colombiano que unificaré toda la información que se difunda en nuestro sufrido país, impregnándola de mi retorcida y amañada concepción política. ¡Lo juro!

@dicksalazar





LINKIPEDIA
Álvaro Uribe en la Universidad Libre de Pereira. El Tiempo.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario