Siete poemas cortos de @MiremosaVer

Su seudónimo actual en Twitter es Mitocondrio. No hace mucho se autodenominaba Casimiro. Pero cambiar de nombre no es la única habilidad que tiene este agudo analista político. Posee también la virtud de convertir un teclado en una metralleta que dispara ideas. Se unió a El Periódicko.com el último día de julio de 2014, un día de buena suerte para este panfleto de mala muerte.

Hay quienes piensan que el mayor mérito de Mitocondrio es ser antiuribista desde su niñez. Nosotros, respetuosamente, discrepamos de este enfoque. En El Periódicko.com consideramos que el más grande mérito de Casimiro Mitocondrio es ser poeta desde antes de su nacimiento. Su primer poema lo escribió en el vientre materno, usando como tinta líquido amniótico. Ahora, que Mitocondrio ya no vive en el útero de su señora madre, escribe los poemas empleando una mezcla de tinta con tinto. Venga y le muestro. @dicksalazar



No reclamarle a la distancia por tu ausencia
ni enfurecerme con la noche por tu silencio 
no significa que deje de presentirte en las gardenias



En alguna ley, en algún decreto oficial 
debería estar prohibido que camines provocativa por la plaza 
seduciendo al triste atardecer


Las gardenias florecidas te preguntaron:
-¿Conociste el sabor del amor? 
Y vacilante les respondiste:
-Lo conocí, pero el dolor me hizo olvidarlo...


Belleza y tentación. Dos palabras que, bien combinadas, definen a una mujer.



Mis pasos tras tu partida, 
mi voz tras tus silencios. 
Tu partida mi quimera, 
tus silencios mi refugio.



Extrañar, más que un ejercicio del corazón, es una insurrección de la nostalgia.


Ve con el viento 
que acompaña tus pasos 
y les recuerda a las flores 
que la mañana exhibe con descaro 
tu belleza y tus miradas.


@MiremosaVer









No hay comentarios:

Publicar un comentario