Insólito: tres madres dan a luz en Twitter

En horas de la mañana del sábado 9 de mayo, un día antes del Día de la Madre, tuve oportunidad de presenciar con mis propios ojos el parto más extraño que haya visto en toda mi vida. No se trataba de un parto por vía vaginal; tampoco por cesárea. Se trataba de un parto por vía de monedas y billete; se trataba no de un parto en una clínica sino en una red social: Twitter.

Las madres eran varias. Y, además, raras. No sabría si calificarlas de mercenarias, de prostitutas, de prepagos o de simples madres comerciantes; eran madres con caras de hombres, o mejor: hombres con capacidad de dar a luz, de parir, tal y como lo hacen las madres, las hembras.

Lo más raro de este parto que pude presenciar es que las tres madres-hombres parieron un solo y mismo hijo. No cada una un hijo, sino las tres el mismo niño. ¿Me explico? Y como si fuera poco, al bebé lo bautizaron con un nombre algo estrafalario: #RobledoMentiroso.

Ayer sábado, pasadas las nueve de la mañana, por el TL de mi cuenta de Twitter empezaron a desfilar trinos de esta clase:











Y esa misma pregunta me hice yo. ¿A qué Robledo mentiroso se referían todos esos tuits? ¿Al señor Robledo, el dueño de la panadería de la esquina de mi casa?  Maldito panadero que frecuentemente nos echa el carretazo a los vecinos del barrio de que el pan que vende "es fresco, sumercé; créame, mi don, es de hoy".

Así que puse en marcha a la Unidad Investigativa de El Periódicko.com (organismo que, como es bien sabido, se denomina "Unidad" porque lo integro yo únicamente) para enterarme de cómo era la vaina del hashtag #RobledoMentiroso. Si virtualmente había que darle en la jeta al panadero de mi barrio por embustero, ¡yo tenía que estar en primera fila!

"Si inicias un investigación acude primero a las fuentes. Cuando la concluyas, celebra en una fuente de soda", reza el manual de periodismo de El Periódicko.com en su página 3.568. Y eso fue precisamente lo que hice. Me puse a investigar de dónde había nacido aquel haschtag, mientras me tomaba una soda... mentiras: una pola en la heladería... mentiras: una pola en la cancha de tejo de la "Mona". Y esto fue lo que encontré:






Y así logré establecer que las madres de la etiqueta #RobledoMentiroso eran los señores @Dani_Matamoros, @Odiomistweets y el legendario @DonPuerco. De manera coordinada, con diferencia de algunos minutos, los tres estaban trayendo al mundo a la nueva (y misma) criatura. 

Don Puerco fue el último en "romper fuente": dio a luz a las 9:21 de la mañana. Las otras dos mamás lo hicieron a las 9:05 y 9:08.

Lo mejor de todo era que el nacimiento del bebé era noticia nacional. "Por fin el país se solidarizaba con los vecinos del barrio que hemos sido víctimas de las mentiras de don Robledo el panadero", pensé yo. "Por fin se pone en cintura al viejo marica ese que no hace sino joderme a diario para que le pague el pan y la leche que me fía todas las mañanas, como si yo me fuera a escapar por una miserable deuda de cien, doscientos o trescientos mil pesos ", volví a pensar yo.

   

En el corazón ya no me cabía un gramo de alegría. Definitivamente yo ya no estaba solo en la lucha contra el desalmado panadero. Muchos colombianos empezaron a trinar en solidaridad conmigo. Los tuiteros unidos jamás seremos vencidos, y mucho menos vencidos por alguien que vende pan vencido.







Ahí sí la vaina ya no me empezó a gustar. La gente no tenía por qué diablos meter en este cuento a la hija mayor del panadero, que quedó embarazada de un miserable que la dejó abandonada. Tampoco me gustó que la gente tuiteara vainas racistas. "Cabezas peladas, cerebros rapados", pensé yo.

El bombardeo de tuits con sabor a glisofato continuó.



 Para mí era muy duro entender la situación (tan duro como un celular). ¿Qué tenía que ver el panadero Robledo, un hombre que pasa de los 70,  con vainas sexuales, condones y cocaína?

"Si la gente quiere ayudarme, que trine exigiendo que el viejo Robledo (el panadero) me condone la deuda de los cuatrocientos mil pesitos", pensé yo.

De pronto un tuit me hizo ver que la vaina era por otro lado:


No es posible que el #RobledoMentiroso de los tuits sea el mismo don Robledo dueño de la panadería de la esquina de mi casa, el vergajo que quiere expropiarme los 500 mil pesitos que le adeudo. 

La razón es esta: el Robledo de mi barrio es completamente calvo, y por tanto, carece de pelo, lo que implica que no tiene canas, ni pintadas ni de verdad. Así que tiene que ser otro Robledo. ¿Sería acaso el senador Jorge Enrique Robledo?

Por un momento, un tuit de don Alfredo Antonio Daza me hizo pensar que no era así.




Pero este tuit del señor Uliano Franco me hizo pensar que de pronto el haschtag #RobledoMentiroso sí se refería al senador del Polo Jorge Enrique Robledo Castillo, el niño que nació no en un castillo sino en una casa de Ibagué el 11 de febrero de 1950, al lado de un árbol de roble.




Finalmente un tuit de @odiomistweets me confirmó todo. El haschtag indiscutiblemente se refería al senador Robledo. El tuit citaba un link de un artículo de La Silla Vacía titulado: Mentiras y verdades de las criticas al Plan de de Desarrollo. Dicho texto señala las equivocaciones y aciertos que, en criterio del comentarista Juan Esteban Lewin, alrededor  de 12 personalidades han incurrido en sus análisis sobre dicho plan. Una de esas 12 personalidades es Jorge Enrique Robledo.





Así que me jodí. En realidad nadie me apoyaba en mi lucha contra el dueño de la panadería de la esquina de mi casa. Esa culebra la tendré que matar yo solito. Vida hijuepuerca. 

Hacia medio día el hashtag #RobledoMentiroso había desaparecido de la lista de los trending topic en Colombia. Sin pena ni gloria. 


______________________________________________________________

Las mamás del haschtag #RobledoMentiroso

Como dije arriba, ese haschtag tuvo tres mamás. Pero para la página Trendinalia Colombia la primera de todas fue el señor @Dani_Matamoros.   



¿Quién es @Dani_Matamoros? Su nombre de pila es Daniel Vivas Barandica. Un "influenciador" en Twitter que cuenta con 77.700 seguidores. Pero dejemos que él mismo nos resuma su bio.



Así, pues, como "mercenario-periódista" se autodefine Dani. En su blog de El Tiempo es más duro consigo mismo. En su escrito Redescubriendo Bogotá se clasifica como "prostituta digital":

"Yo había vivido en Bogotá cuatro años y medio. Ahora solo quería descansar en mi cuarto e ir de vez en cuando a rendirle cuentas a mis jefes y a las marcas que me pagan para que prostituya mis redes sociales –en especial mi Twitter @dani_matamoros –. (Aclaro que amo ser una prostituta digital y no tengo nada de malo con ello #Influenciadores)".

La segunda madre de #RobledoMentiroso es @odiomistweets. A mi juicio es el ideólogo del grupo, un hombre con profunda formación política y social, como puede verse en sus filosóficos tuits, retuiteados y marcados como favoritos de manera generosa por sus 376.000 seguidores.





La tercera progenitora de #RobledoMentiroso es el legendario @DonPuerco, con un número modesto de 12.400 seguidores, es reclutador de influenciadores para campañas en redes sociales (ojo, amigo lector: si usted quiere que lo ponga en contacto con Don Puerco, con mucho gusto lo hago. Mi comisión es del 3%)



Y a todas estas, ¿qué hacía el senador Robledo mientras en Twitter se paseaba la etiqueta #RobledoMentiroso? Ni se dio por enterado. Estaba en Nariño, no en la Casa de Nariño sino en el departamento de Nariño. J.E. Robledo se quedó callado y no trino nada en su defensa. Seguramente estaba muy asustado :0)




Y ahora viene la pregunta del millón, mi querido amigo lector:

¿Cuánto cree usted que costó el haschtag #RobledoMentiroso?

¿Quién cree usted que pagó el dinero?

Y una pregunta todavía más importante:

¿Cuánto y quién me va a pagar a mí por hacer esta crónica?

Y otra preguntica:

¿Cuánto le van a pagar a usted por leer esta vaina?

@dicksalazar






2 comentarios :

  1. Espero que lo que le paguen sea suficiente para pagar los 600.000 pesitos que debe en la panadería

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea. En verdad me gustaría que me pagaran $635.000 para cubrir lo que me fiaron hoy y que me queden al menos $5.000 pal bus de hoy :0)

      Eliminar