La muerte viaja en bus


 Estupefactos y con la boca abierta quedaron ayer los usuarios de un bus del SITP que cubría una ruta en el sur de Bogotá hacia las tres de la tarde, cuando un hombre de mediana edad, rostro adusto y vestido de negro se subió al vehículo cargando un ataúd. El hombre acomodó verticalmente la caja mortuoria de madera en la parte trasera del bus y se sentó al lado, mirando con ojos desafiantes a todo aquel que se cruzara con su mirada.
   
El miedo se apoderó de todos los pasajeros, pero ninguno dijo nada. Un silencio sepulcral invadió al carro de servicio público. El aire se tornó pesado y tomó un sabor gris. Todos optaron por hacerse los desentendidos. “Creí que la Muerte venía por alguno de los pasajeros que viajabamos en el bus”, le dijo Rosario Londoño a El Periódicko.com, una usuaria que se bajó del bus tan pronto pudo y llamó a la policía.

Rápidamente las autoridades acudieron al llamado de la ciudadana y detuvieron al bus unos paraderos más adelante con el fin de inspecciónarlo. Cuando los agentes entraron al vehículo, el hombre no se inmutó. Con fría mirada escrutó a cada uno de los policías y con voz casi de ultratumba les explicó que en la caja llevaba la candidatura a la Alcaldía de Bogotá de Pacho Santos. “Está completamente muertaaaaaaa. En las encuestas, Francisco Santooooos es el candidato con más aaaaaalta imagen desfavorable: 55%. Y en la intención de votooooo bajó del 11 al 6%. Va de retroooooo.”

-Por qué no lleva usted el ataúd en un coche funerario -le preguntó al hombre el teniente Jiménez, jefe de la patrulla.

-Porque no hay plata para hacerle un funeral decente -contestó el hombre de negro. Los del CD se hicieron los pendejos cuando la candidatura pasó a mejor vida, con la excepción de la Señora Uriberta. Ella, que es tan buena persona y tan católica, sacó todos sus ahorros y los donó para comprar el ataúd y pagarme a mí mis honorarios por encargarme de las honras fúnebres. Lo que sobró, escasamente me alcanzó para comprar un pasaje de bus.

Si no es por ella -continuó diciendo el hombre de negro- me habría tocado envolver la candidatura en una bolsa plástica de basura y dejarla en la esquina de la sede del CD para esperar que un carro  de los de Petro la recoja. ¿Se imagina usted las ironías de la vida, mi teniente?

@dicksalazar




Doña Uriberta fue la única persona del Centro Democrático que se apiadó de la muerte de la candidatura de Pacho Santos a la alcaldía de Bogotá. Al resto de miembros les quedó grande el ejercicio de la caridad cristiana. Van nuestros aplausos para tan distinguida señora.

LINKIPEDIA
Pacho Santos parte con una imagen desfavorable. Semana





            

No hay comentarios:

Publicar un comentario