Manual del lenguaje judicial de El Periódicko

El  miércoles de la semana pasada se efectuó en El Periódicko.com un consejo de redacción extraordinario para discutir el tipo de lenguaje judicial que en adelante emplearemos en nuestros artículos. Era una urgente necesidad ética trazar  la política a seguir en este campo.

La reunión tuvo un carácter ampliado, pues en ella no solo participaron todos los periodistas y colaboradores de este iluminado panfleto (pusimos un bombillo nuevo en el cuarto de reuniones), sino que también se invitó a los vecinos de la sede de El Periódicko.com, incluyendo a don Luis, el dueño de la panadería de la esquina, a doña Matilde, su esposa (quien prefiere que la llamen "Primera Dama de la Panadería", para que a las novias de su marido les quede claro quien es quien) y a Fercho, el chino que hace los domicilios.

Tras arduas discusiones, que estuvieron a punto de concluir en gresca de no ser por la oportuna intervención de la policía, dos puntos quedaron en claro:

1. En nuestra páginas, a diferencia de otros medios, no llamaremos "cerebros" a las personas responsables de planear la comisión de delitos. En el fondo, son personas que actúan con las patas.

Por la misma razón no hablaremos en El Periódicko.com de "autores intelectuales" de un delito, así estas hayan terminado la primaria, el bachillerato o la universidad, o planeen algún día realizarlos.


2. En nuestras páginas, a diferencia de otros medios, no denominaremos "polémicos empresarios" a mafiosos, ladrones o malandros disfrazados de empresarios. ¡Al pan,  pan y al vino, vino!


Los dos puntos aprobados serán incluidos en el manual de periodismo de El Periódicko.com, cuando se reúna el dinero para mandar a arreglar el computador de doña Dora, la secretaria, aparato que desde hace meses no funciona por un virus, y por supuesto, cuando doña Dora  regrese a trabajar, aliviada ya del virus que habitualmente la aqueja.  

Algunos de los asistentes a la reunión no estuvieron de acuerdo con la frase "al pan, pan y al vino, vino". Don Luis, el dueño de la panadería de la esquina, pidió que se sustituyera por la expresión "al pan de $200 de don Luis, pan de $200 de don Luis y a la cerveza, pola", porque en su establecimiento no vende vino, puesto que es "un producto que tiene poca salida en el sector".

Como en la reunión no se pudieron evacuar todo los puntos relacionados con el uso del vocabulario judicial en El Periódicko.com, se acordó que el lunes de la semana entrante el consejo de redacción  se reunirá para discutir exclusivamente los siguientes interrogantes:

1. ¿Todo uribista, por el hecho de tener fe en la doctrina del doctor Uribe,  comete el delito de falsedad ideológica?

2. Puede hablarse del delito de "lavado de activos" en aquellos casos en que las personas son capturadas llevando divisas en sus partes íntimas? ¿Cuántos dolores causa guardarse dólares en las partes nobles? ¿Dejan de ser nobles las partes cuando se usan como caleta?

@dicksalazar




LINKIPEDIA

Corte Suprema de Justicia estrena Primera Dama. Las 2 Orillas

Capturada mujer que pretendía entrar al país dolares ocultos en sus partes íntimas. El Tiempo
















No hay comentarios:

Publicar un comentario