¿Se nos volvió peñalosista Daniel Coronell?

Soy un hombre detallista. Pero no de aquellos que mandan flores y chocolates, y están atentos al regalo de cumpleaños y a la fecha de aniversario. En ese sentido, soy una completa bestia. Soy un hombre detallista en el sentido de que el diablo me dotó de la capacidad de buscarle el quiebre por pequeñas pendejadas a los columnistas.

Soy, también, un hombre romántico. No en el sentido sentimental de la palabra, sino en el sentido de que soy adicto a la Kola Román. Paradójicamente, pese a fascinarme la gaseosa, odio los textos gaseosos escritos por los columnistas. ¡Eso me saca de casillas!

Ayer me levanté muy temprano a leer la columna de uno de los periodistas que más admiro: Daniel Coronell. "Historia secreta de un soborno" lleva por título la denuncia que Coronell escribió en Semana sobre los dineros que el gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz, con la complicidad y ayuda de su esposa, pagó para tratar de aplazar un proceso judicial que hoy lo tiene entre la guandoca.

Mi lectura iba de maravilla hasta que me encontré con el siguiente aparte de  la columna de Coronell:

"... los investigadores tienen tres puntos claros: primero, que Zoraida Rozo, la esposa del gobernador Cruz y exsecretaria general de la Alcaldía de Bogotá, fue la operadora y controladora del soborno de 2.000 millones de pesos que no llegó a funcionarios de la Fiscalía"

Escribir a secas que doña Zoraida fue "exsecretaria general de la alcaldía de Bogotá", sin explicar en qué administración, me parece gaseoso y sumamente sospechoso. 

¿Fue secretaria general en la administración de Petro? ¿En la de Lucho Garzón? ¿En la de Jorge Eliecer Gaitán? ¿Por qué carajos Daniel Coronell no explica a los lectores que doña Zoraida fue secretaria general de la Alcaldía de Bogotá en la administración de Enrique Peñalosa? ¿Por qué Coronell quiere ocultar esta vaina? ¿Acaso Daniel se nos volvió peñalosista? 

Zoraida & Enrique
Foto: Jetset,
tomada desde una avioneta.
¡Y quién dijo miedo! Qué ira tan verraca la que me dio. Se me saltó completamente el bloque!  (Y es que en eso, Pacho Santos y yo nos parecemos: a ambos no se nos salta la piedra sino el bloque; la diferencia es que a mí se me salta el bloque a secas y a Pacho, el Bloque Capital). 

Y así, salido de casillas como estaba, salí de mi casita camino a la tienda de la esquina. El objetivo: que el vecino me fiara unos minutos para comunicarme vía celular con Daniell Coronell; mi meta: que mi amigo periodista me explicara su silencio sobre doña Zoraida. Estoy mamado de los escritos gaseosos. No hace mucho leí una de las últimas columnas de Natalia Springer en donde aparentemente hacía un análisis muy crítico sobre el caso de La Escombrera, la mayor fosa común de Colombia. Y digo aparentemente, porque la vieja escribió la columna sin mencionar ni una sola vez -ni directa ni indirectamente-  a Álvaro Uribe. ¡No me crean tan pendejo! Escribir sobre la Escombrera sin mencionar a Uribe, me resulta gaseoso, sospechoso, y hasta cómplice. Escribir sobre Zoraida Rozo sin rozar a Peñalosa es la misma miércoles. Vamos a ver con qué babosada me sale Coronell. Desde que está de jurado en el programa Factor X-F con F de Facebookids lo noto medio raro. Parece un patacón pisao, el hijuepuerca.

-¡Cómo se le ocurre! No se trata de eso, mi estimado Dick -me dijo Dany Coronell con voz almibarada, tratándome de calmar cuando le hice mi airado reclamo-. En otra columna expliqué ampliamente la relación que existe entre la esposa de Cruz y Peñalosa... 

-¿En otra columna? ¿Cúal? ¿Cómo se titula?

-Se titula Sim Salabin. Textualmente escribí en esa columna que  Zoraida Rozo "es una abogada conocida que ha ocupado varios cargos y acumulado poder tanto en la Gobernación de Cundinamarca de su esposo como en la Alcaldía de Bogotá de Enrique Peñalosa donde se desempeñó como secretaria general. Zoraida era quizás la funcionaria más cercana al alcalde Peñalosa y ha sido directiva de casi todas sus fallidas campañas electorales, lo ha seguido de partido en partido y de aspiración en aspiración.También ha actuado como un martillo para golpear a quien disienta de él o de Álvaro y como una bisagra entre las dos causas políticas". ¿Le quedó claro, mi estimado señor Salazar?

-Sí hermano, discúlpame. Tienes razón. Pero sería mejor que en adelante en ningún caso omitas ese tipo de cosas para que personas detallistas y románticas como yo, no entremos en sospecha. ¡Eso me salta el bloque! Y hablando de bloque, por favor dile al cabecirapado, descamisado y bracipintado de Maluma que si sigue echándole los perros a Fanny Lu, lo voy a bloquear en Twitter. Esa princesita es mía. ¡Yo la vi primero! Si quiere le regalo a Marbelle, y le encimo a Andrea Serna. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario