"Impunidad, divino tesoro": @HectorFrancoJ

Tanto Human Rights Watch, como Amnistía Internacional y la Procuraduría General de la Nación, ven en el acuerdo que el gobierno Santos adelanta con las Farc un claro propósito de dejar impunes o insuficientemente castigados los delitos cometidos por el grupo de alzados en armas. A fe mía que tienen razón.

No obstante al paso salió el excelentísimo ministro de Justicia y con su profunda sabiduría ilustró a la nación y con posterioridad a la ONU, palabras más, palabras menos, señalando que:

Impunidad es la falta de castigo o pena. Como en el acuerdo de justicia están señaladas las “penas”, es de fuerza concluir que no hay impunidad.
(Las comillas son mías, no del ministro).


Me quito el sombrero (así se me vea mi pobre calva) ante tan profundo argumento jurídico del señor ministro de Justicia y del Derecho.

Es más, tratando de alcanzar tamaña altura intelectual, daré algunos ejemplos de “castigos” que bien pueden ilustrar la definición ministerial:

La madre que “castiga” a su bebé con amoroso abrazo y sonoro beso cuando rompe algo.
El padre que “castiga” a su hijo que extravió el celular comprándole otro mejor y de más rango.
El cura que de “penitencia” (léase  castigo) impone al feligrés arrepentido la recomendación amable de no volverlo a hacer.

Si se admite tan ponderada tesis habremos de concluir que en Colombia no existe impunidad puesto que en el Código Penal está señalada la pena para todos los demás delitos. ¡Aleluya!

Suficiente para “iluckstrar” el punto.


@HectorFrancoJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario