¿Por qué María Fernanda Cabal es de derecha?

-Buen día, hermano.

- Buenos días.

-¿Qué haces?

-Aquí tomándome este interesante caldo y leyendo este delicioso reportaje.

- ¿Qué revista es esa?

-Bocas, una publicación de El Tiempo.

-¿Tú, leyendo Bocas? Siempre creí que por tu condición de ñero espiritual leerías algo así como Jetas...


-¿Qué desayunaste que estás tan chistoso?

- Me comí una hoja de papel en la que estaba impreso un artículo de El Periódicko...

-Pues cómete una hoja con un artículo de Actualidad Panamericana para que mejore tu humor...

-¡Ay no,  cuidado se le mama gallo al señor! Si no es mucha molestia, si no te "delicas", podrías decirme ¿qué reportaje estás leyendo?

-Una entrevista que le hizo la periodista Marta Orrantia hacia finales de febrero a María Fernanda Cabal.

-¿Y qué tal?

-Me llamó la atención una de las respuestas que le dio la representante del Centro Democrático a la periodista.

- A ver, cuéntame el chisme...

-La periodista le preguntó a la Cabal que por qué cree ella que la señalan de ser de extrema derecha.

-¿Y qué se dignó contestar la primera dama de Fedegan?

-Ella piensa que es señalada de ser de extrema derecha por la manera en que expresa su humor.

-Como respuesta me parece un patético mugido...

-Respeto, compadre. ¡Respeto! La adversaria política merece res-peto.

-¿Humor? ¡No jodás! ¿La Cabal tiene humor?

-Si tienes humor tú, pedazo de semoviente, ¿por qué carajos no puede ella tener también humor?

- Paz, hermano. Ya te pedí excusas, ¿Y en que parte del cerebro tiene el tumor ella?

-Tumor, no. Humor. Según se deduce de la entrevista, su humor puede verse en los tuits que la hicieron famosa en el país (tristemente célebre, digo yo). Como por ejemplo en este, que publicó cuando murió García Márquez:




-¿Así que ella cree que eso es humor? Eso fue una completa falta de respeto. Esas jodas no se dicen de alguien que acaba de estirar la pata, y mucho menos cuando el que cuelga los tenis es gloria nacional.

-De acuerdo. Pero para María Fernanda hay algo de humor en ese tuit. (Humor negro, digo yo). Pero el asunto es que creo que el país no señala a María Fernanda Cabal de ser de extrema derecha simplemente por su "irreverente chispa". La cosa va mucho más allá. La periodista le preguntó: "A usted la han señalado de que representa una extrema derecha. ¿Por qué cree que es esto?" 

- ¿Y qué respondió María Fercha?

- Textualmente esto:

"Por las expresiones y por las formas de expresar el humor. Este es una país demasiado violento, donde se nos siguen vendiendo dogmas (...) Este país tiene que mirar más adentro, y dentro de toda esta tragedia, no tomarse todo en serio. ¿Por qué los formadores de opinión son unos pocos que tienen derecho a aplastar a todo el mundo? ¿Por qué dentro de esos formadores de opinión hay homosexuales que se creen con derecho a acabar a todos los que no están de acuerdo con ellos? Cuando uno analiza a estos formadores de opinión que se autodenominan intelectuales, o protectores de la libertad de expresión, y ven lo que hacen conmigo, uno dice, pero qué incoherencia. En vez de agredirme, deberían aplaudirme. O no deberían decir nada".

-No es fácil captar rápidamente el sentido de la respuesta. Lo que saco en claro es que la señora piensa que el país se tomó muy en serio el tuit, cuando era simplemente una mamadera de gallo. Y que el bulling contra ella lo armaron los medios de comunicación -plagados de maricas- que se creen con derecho a aplastar a todo el mundo, cuando en realidad lo que deberían hacer es felicitar a todos aquellos que -como la propia María Fercha- hacen uso de la libertad de expresión. ¿Correcto?

-Sí, correcto. Pero lo que creo es que el derechismo de María Fernanda no se explica por el estilo de su humor. La respuesta que dio, en realidad no responde la pregunta que le hizo la periodista. En ese sentido, la respuesta es una mamadera de gallo en el peor sentido de la palabra, una forma de salirse por la tangente. Sin embargo, su derechismo se asoma en otra respuesta que da más adelante en la entrevista. La periodista le preguntó:  "¿Cómo ve la paz? ¿Con qué condiciones debería haber paz?" Y ella contestó exactamente esto:

"Como indecente", fue calificada por el Centro
Democrático la respuesta que desde el más
allá le dio García Márquez al tristemente célebre
tuit de la congresista María Fernanda Cabal.
"La única paz que puede haber en Colombia es fortaleciendo el Estado.

Primero. Construya vías y carreteras a todas esas veredas donde al campesino se le pudre su cosecha. Construya vías y carreteras a donde uno sabe que están los fortines cocaleros de estos tipos (los guerrilleros). Con infraestructura uno empieza a reventarles la guerra.

Segundo. ¿Cómo es posible que el campesino no reciba asistencia médica en el campo? Y si viene a la ciudad se da cuenta de que aquí tampoco atienden a nadie. Hay que proveer a los colombianos con elementos básicos de salud publica.

Tres. Fortalezca la policía judicial, la capacidad de inteligencia e investigación del Estado. Un país sin capacidad de investigación está en la olla. Por eso terminaron poniéndonos bombas todos los días. Por cuenta de Santos se destruyó toda la red de información (...) Pero le dieron dos billones a la Fiscalía y vaya usted y pregúntele a la policía judicial si le mejoraron su sueldo o sus elementos de investigación (...) Un país sin justicia, nunca va a tener paz".


-No jodás. Entonces la doña piensa que para que haya paz en Colombia basta fortalecer el Estado, construir vías en el campo, garantizar salud para todos los ciudadanos y vigorizar la policía judicial. ¡Y listo el pollo!

-Sí señor, eso tan simple cree ella. Y es, precisamente, allí donde se le asoma su enfoque derechista. Fíjate que en la concepción de paz de María Fernanda por ninguna parte aparece el conflicto armado y la necesidad de ponerle fin mediante la negociación política. Por ninguna parte aparece que es necesario realizar reformas económicas para solucionar los grandes abismos sociales que existen en Colombia, que son el caldo de cultivo en el cual se genera la guerra y el conflicto nacional. No digo que construir vías, garantizar salud y vigorizar la policía judicial no sea positivo. El problema es reducir la paz a la existencia de esas condiciones en un país con tantas desigualdades.

-Y ya que hablas de caldos de cultivos... ¿podrías brindarme un plato de caldo, por favor? Tengo más hambre que niño wuayuu...

-Lo siento, hermano. El último plato que me quedaba, se lo robaron. No supe quién. Denuncié el ilícito a la policía, pero no se pudo hacer la investigación por falta de presupuesto. ¡Este país está jodido! Y si a Colombia no se la ha llevado el Putas, ¡es por falta de carreteras! Mas bien tómate este vaso de agua, y brinda gritando a todo pulmón: ¡Salud!,  que es lo más cercano que como colombiano podrás estar a un sistema integral de salud. ¡Vamos, hermano!

@dicksalazar


LINKIPEDIA

El día que María Fernanda Cabal solicitó su ingreso a El Periódicko.
 


   

No hay comentarios:

Publicar un comentario