Álvaro Uribe versus Gloria Cuartas

Un duro choque ocurrió hace unas semanas en Twitter. Pocos se dieron cuenta. Como era de esperarse, la policía de tráfico nunca llegó al lugar de los hechos. Tan solo El Periódicko.com hizo presencia. Y eso que llegamos algo tarde. ¡Pero llegamos!

La dura colisión se dio entre el señor Álvaro Uribe y la señora Gloria Cuartas. Si bien no hubo sangre, el daño de latas fue considerable y el daño psicológico grave: el ego del doctor Uribe resultó bastante rayado.

Venga le cuento la historia, amigo lector. ¡Choque esa mano!


GLORIA CUARTAS

Si tuviera que definir en una sola palabra a Gloria Cuartas, alcaldesa de San José de Apartadó entre 1995 y 1997, la palabra que escogería es la de: ¡valiente!

Porque esa es la cualidad que se necesita para haber estado al frente de la alcaldía de un municipio del Urabá antioqueño que soportó una de las más crudas (y oscuras) violencias que haya azotado a Colombia. En su calidad de alcaldesa, Gloria reportó el asesinato de más de 1.200 personas.

Porque se requiere ser muy valiente para haber denunciado públicamente el rol clave que el ex presidente Álvaro Uribe jugó (de la mano del general Rito Alejo del Río y de Carlos Castaño) en la conformación del paramilitarismo en la región de Urabá por los años en que fue gobernador de Antioquia, que fueron los mismos en que ella fue alcaldesa.

De los trece alcaldes de la zona de Urabá en aquel tiempo, Gloria Cuartas fue la única que no le caminó al gobernador Uribe en sus planes. Esa es la cuna del odio que Álvaro Uribe le profesa a Cuartas.

Gloria Isabel Cuartas Montoya, trabajadora social de la Universidad Pontificia Bolivariana, hija de una empleada doméstica, es una verdadera sobreviviente. ¡Diecisiete de los funcionarios de su alcaldía fueron asesinados!



EL CHOQUE

Hace unas semanas, Gloria Cuartas publicó este polémico tuit:


El tuit no es totalmente claro. La frase "permanece estructura con raíces institucionales" resulta algo criptica. Sin embargo, el sentido general del trino es comprensible. Personalmente lo interpreto así: es una critica al hecho de que el uribismo se vea a sí mismo como un grupo de perseguidos políticos, cuando en realidad pertenece a las estructuras mismas del establecimiento. Y si algunos uribistas son "perseguidos" por la justicia, lo son en razón de los delitos comunes que han cometido.Y como si fuera poco, atacan el proceso de paz.

El asunto de la foto del tuit es cosa aparte. Se trata en realidad de un montaje, tal y como lo denunció Uribe en este tuit:  

La foto original la publicó hace ya un tiempo Juan Carlos Pastrana en medio de un cruce de insultos con José Obdulio Gaviria. (Ver artículo "José Obdulio no es fotogénico" , publicado por El Periódicko).  Pastrana afirmó que el hombre de gafas y camisa clara que está de pie y detrás de Pablo Escobar, es José Obdulio Gaviria en sus años mozos (creámoslo o no, él también tuvo 20 años).

En el tuit de Gloria Cuartas, la foto original aparece adulterada. Al hombre que está en el extremo izquierdo de la foto con chaleco negro, se le ha puesto la cara de Álvaro Uribe cuando era joven y bello.

¿Se dio cuenta Gloria Cuartas que la foto que publicó en su tuit era un montaje? Si eso fue así, a mi juicio, Gloria cometió un grave error al usar este tipo de material.

Gloria Cuartas no  le contestó directamente a Uribe sobre el asunto de la foto.  Al día siguiente se reafirmó en su posición con este tuit:


En mi opinión, la salida de Cuartas no fue la mejor. Ella debió explicar muy claramente que si bien la fotografía es un montaje, corresponde a la verdadera imagen que muchos colombianos tienen de Uribe: un personaje cercano a las mafias y al paramilitarismo. Se podría pensar que Gloria en este tuit está planteando precisamente eso. Si es así, habría que decir que lamentablemente el mensaje no es suficientemente claro.


EL FOTOMONTAJISTA

Uribe, hombre informado y bien dateado, encontró en menos de 24 horas las coordenadas del supuesto responsable del montaje (con ese talento investigativo, Uribe debería ser el nuevo fiscal general).



Y una última cosa:

En su denuncia del fotomontaje, Uribe dice que Gloria Cuartas fue elegida alcaldesa por Farc y paras, es decir, por dos enemigos irreconciliables entre sí. Difícil de creer.

La historia es distinta: fue elegida gracias a una gran coalición política, denominada Unidad por la paz, movimiento convocado por la Iglesia Católica y del que formaban parte más de diez partidos legales.

Gloria Cuartas fue una candidata de consenso, escogida unánimemente por todas las fuerzas políticas de la región por su independencia y la gran labor que había hecho en la zona como trabajadora social. Fue la única persona que se postuló a la Alcaldía porque nadie más tenía la berraquera de asumir el tenebroso reto ni el apoyo político y social requerido. Y ganó por más de 7.000 votos.

@dicksalazar



No hay comentarios:

Publicar un comentario