15 tuits de @petrogustavo con fallas gramaticales

Mi relación con Gustavo Petro es muy cercana. Sin embargo, de eso no me ufano. Soy vecino de una amiga del primo de un señor que tiene un conocido que vive a cinco o diez cuadras de la casa de una muchacha de quien dicen las malas lenguas conoce a la empleada que trabaja por días en la casa del concuñado de Petro.

De lo que sí me jacto es que mi cercanía con Petro no me impide señalarle los errores que cometió, comete y, seguramente, seguirá cometiendo, como cualquier ser humano de carne, huesos e intestinos.  La razón es clara y obvia: yo no tengo pelos en la lengua (al menos ahí no). Además, el país conoce suficientemente mi objetividad y mi independencia como periodickista, el mundo entero sabe que soy persona de carácter y principios. ¡El universo es testigo de mi estricto código ético!

Y les tengo un chisme. Precisamente por las calidades profesionales, humanas y espirituales que reúno en asamblea permanente en mi modesto ser, la semana pasada la Alcaldía de Bogotá me encargó realizar un análisis de 15 tuits de Gustavo Petro que adolecen de errores gramaticales, de puntuación, redacción y de otras anomalías.

El objetivo oscuro de este trabajo es demostrar que los estudios de doctorado que adelantó Petro en la Universidad Thomás Van der Hammen de París no le sirvieron de nada. Pero nada es nada. ¡Tal como si hubiera estudiado en un potrero!


Infortunadamente no me ocuparé del análisis del contenido de estos tuits. Y no lo haré no tanto por razones políticas (comparto plenamente el contenido de los tuits), sino por razones de carácter económico: los chichipatos honorarios que me pagó el doctor Peñalosa no alcanzan para cubrir ese trabajo adicional. Si no hay platica en mano, como periodickista no pongo mi cubo en tierra. Cuestión de ética profesional.

Hecha esa introducción, mis queridos lectores, pasemos  al estudio de los tuits de Gustavo Francisco Petro Urrego, cuyos errores -al decir del doctor Peñalosa- demostrarían que el segundo apellido de Petro no es Urrego sino Borrego. (Como periodista imparcial que soy, al respecto guardo prudente silencio. La miserableza que me pagó el doctor Peñalosa no me obliga a reírme de sus chistes pendejos).


En este trino, Gustavo, hiciste una incorrecta utilización del adverbio 'mientras'. En su uso más común, este adverbio indica que dos acciones suceden simultáneamente. Por ejemplo: la frase "mientras hacen el amor, ven televisión" expresa que las dos acciones (hacer el amor y ver televisión) ocurren al mismo tiempo, al mismo ritmo y con la misma sudoración...

Ocurre, Gustavo Francisco, que tu tuit compara el incremento del número de personas de tercera edad beneficiadas con bonos pensionales en dos momentos históricos distintos: bajo tu humilde y sencilla administración (2012-2015) y bajo la brillante y gloriosa administración del doctor Enrique Peñalosa Londoño (2016-2050).

El tuit pudiste haberlo escrito así, Gustavo:

"Hicimos crecer el número de personas de tercera edad beneficiadas con bonos pensionales en 168%, el plan Peñalosa lo eleva tan solo en 9%". Y si hubieras querido, Gustavo, podrías haberle agregado al tuit una rechifla pregrabada contra Peñalosa. Tengo unos Gif para la venta.



Me gusta, Gustavo Francisco, que hagas ver el parecido que existe entre las siglas de los Centros de Atención Médica a Drogadictos y  el Escuadrón Móvil Antidisturbios. Para pescar palabras o siglas parónimas se necesita tener alma de poeta. Me gusta también que plantees que ambos organismos son formas opuestas de enfrentar los problemas sociales. Es tu sencillo y primario estilo, o mejor, tu estilo de primaria contra el estilo doctoral y gerencial del doctor Peñalosa Chafarote.

Lo que no me gusta, Gustavo, es que no hayas sido cuidadoso con la concordancia entre el sujeto y el verbo en tu tuit. Si el sujeto es plural, el verbo también debe serlo. "El Camad y el Esmad se parecen, pero no son lo mismo". ¿No te convence, Gustavo? Entonces, simplifiquemos aún más la oración: "Ellos se parecen, pero no son lo mismo". Fíjate, Gustavo, que si escribes: "ellos se parecen, pero no es lo mismo", la chuequera de tu oración sale a flote claramente. Al menos no expresaría la idea que quieres.


A continuación, estimado Gustavo, por cortesía de Volvo y de Transmilenio, vamos a ver cuatro tuits tuyos  en los que utilizas mal los términos por qué y  porque. 


No, Gustavo Pacho. Esa no es la respuesta. La respuesta correcta es "porque yo no proponía negocios". Así, con un porque junto y pegado. Voy a darte otro ejemplo, para asegurarme de que me captas:

"¿Saben por qué no se construirá el Metro? Porque los dueños de Transmilenio se quedarían por fuera del negocio". Si deseas te vendo el tuit, Gustavo. Puedes pagármelo en cómodas cuotas.



No, Gustavo. Formulas mal la pregunta. La pregunta correcta es: ¿por qué tiene una sociedad offshore? Así, con un por qué separado y con tilde. La respuesta a la pregunta es obvia: porque Castellanos rueda y rueda por el mundo...



No estoy de acuerdo contigo, Gustavo. No se debe vender ETB "por que su fibra óptica permite volver su casa una universidad". Yo creo otra cosa muy distinta: la ETB no se debe vender "porque su fibra óptica permite volver su casa una universidad". Así, con un porque junto, unido, pegadito y sin tilde.

Pero tu idea, Gustavo Francisco, habría quedado más clara, con esta redacción de mi autoría:

"No se debe vender ETB porque la fibra óptica convierte cada hogar en una universidad". ®

Si te interesa adquirir los derechos reservados de este tuit me avisas, Gustavo.



Gustavo, carajo, una vez más:  las oraciones interrogativas y exclamativas directas e indirectas se formulan mediante la preposición por y el interrogativo o exclamativo qué. Me saltas la piedra cuando cometes ese error. Debiste haber escrito:

"Nestor Humberto Martínez debe explicar por qué putas abrió una sociedad offshore en Panamá".



En este tuit cometiste dos errores, Gustavo. Le quitaste la mayúscula al partido Verde. Eso no está bien,  así este partido haya votado a favor de la venta de la ETB. No lo puedes insultar de esa manera. El segundo error lo cometiste cuando te tragaste una tilde: "su nombre en mismo es una mentira." Otro día te explico el porqué ese sí lleva tilde. En sí mismo el asunto es sencillo. Me avisas si tienes tiempo.


Definitivamente no aprendes, Gustavo Francisco. La mayúscula no se pone en partido sino en Verde: partido Verde. Así se estila en la prensa. Escribir Partido Verde resulta muy pomposo. Más sencillo: partido Verde. Por otra parte, urbanizar en este caso no lleva mayúscula, así la urbanización la ejecute el Altísimo... doctor Peñalosa, dios del cemento y el concreto.


Gustavo: te sobra la coma. Nunca se pone coma entre el sujeto y el verbo. Lo correcto es: "Las falsedades en el Distrito se convierten en noticia internacional".

Habrías podido también redactar el tuit a la manera de los titulares de periódico: "Falsedades en el Distrito: noticia internacional". "Falsedades en el Distrito, noticia internacional". En este caso los dos puntos y la coma reemplazan al verbo.



Gustavo, por favor: usa los dos puntos. Así: "Lo advertí: si presidente de ETB viajó a España a dialogar con telefónica..." O usa un solo punto, Gustavo, si amaneces ahorrativo. "Lo advertí. Si presidente de ETB..."



Gustavito, hijo: te faltó un punto o una coma. Debiste haber escrito: "El tranvía por la Séptima tenía financiación privada y pasó a etapa de factibilidad. Por qué Peñalosa lo suspendió?"

Otra vaina: Séptima se escribe con mayúscula, es el nombre de una importante arteria bogotana. Espero no tener que repetírtelo más de siete veces...

Y se te perdona la ausencia del signo de interrogación de apertura  porque supongo que tuiteas desde un celular. A propósito, ¿siempre tuiteas desde celular? Eso explicaría muchos de tus errores. El autocorrector de los celulares es una desgracia. Un atropello contra el idioma español,  abominable tiranía del inglés.



La redacción del tuit no es clara, Gustavo. Mejor te hubiera quedado así: "Si ministro de Hacienda y vicepresidente tienen sociedades en paraíso fiscal, ¿cómo pueden pedir aumento de impuestos?

Otro par de cositas, Tavito. Te refieres en plural a ministros, pero solo hablas de uno: el de Hacienda, y lo escribes sin mayúscula. Por otra parte, que uses esos dos verbos en infinitivo juntos ("pedir aumentar") no resulta elegante. Y no es que nunca puedan ir dos infinitivos juntos -como creen algunos-. Es correcto, por ejemplo, escribir: "ver crecer a los hijos". Pero "pedir aumentar" suena muy maluco.



Te hubiera quedado mejor redactado el tuit de esta manera, Gustavo: Si Nestor Humberto Martínez es fiscal, ¿hará la investigación de Panamapapers, si él mismo está en una offshore?

Ojo, Gustavo: él lleva tilde cuando es pronombre personal. No lleva tilde cuando es artículo determinado. Ejemplo: Él no es el fiscal adecuado.



No me gusta la redacción de tu tuit, Gustavo Pacho. Utilizas el cuando como conjunción, es decir, como sinónimo de puesto que, ya que. No me cuadra. Prefiero una redacción como la siguiente:

"A pesar de que no podía (ni puedo) tener cuentas en mi propio país, así me atacaba Darío Arismendi por los Panamá Papers".



Te volaste una coma, Gustavo, de aquellas que encierran un inciso aclaratorio. La explicación de quién es ella, tu señora madre, debe encerrarse entre comas, así:

"Mi familia, de la que la prensa no habla. Ella, mi mamá, tuvo que exiliarse en el gobierno Uribe".

Y no te sigo jodiendo la vida, Tavo Pacho, con todas estas maricaditas. No quiero que te fastidies y termines recordándome a mi señora madre, respetable dama exiliada actualmente en los cielos.

Entiende que si te hago estas correcciones es para ganarme unos pesitos y con esos pesitos fundar una empresa en Pan-amá para ganarme el pan sin ayuda de mi amá.  "Todo periodista tiene derecho a recibir mermelada". Constitución Nacional, artículo 589.

@dicksalazar

Posdata
Estimado lector: si encuentra en este artículo algún error de tipo gramatical, ortográfico o emocional, sepa de antemano que lo he cometido a propósito y de manera deliberada, para dejar completamente en claro que yo también soy un hombre de carne y hueso, así el perro de mi casa me vea como todo un dios.  

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario