El tuit de @GustavoBolivar inadecuadamente redactado

Existen 987 formas distintas de cometer errores. Una de ellas es la mala o infortunada redacción. En Tailandia redactar mal una carta es considerado un grave delito. Acarrea prisión: doce meses de cárcel por cada año que la persona haya estudiado. Llevan del bulto quienes hayan realizado estudios universitarios: 16 años de cárcel. Y prácticamente cadena perpetua para quienes hayan concluido un doctorado. Muy duro, pero conveniente a largo plazo para la cultura.

Lastimosamente en Colombia el asunto es a otro precio. La inadecuada redacción no es delito, ni si quiera leve contravención al Código de Policía. Desafortunadamente dentro de las funciones que la Ley y la Constitución le otorgan a la Academia de la Lengua, no se encuentra la de sancionar -ni penal ni moralmente- a los infractores de las normas de la redacción clara y precisa. Triste impunidad.


Para remediar este gran vacío, en El Periódicko.com hemos decidido tomarnos la justicia por nuestras propias manos: castigaremos con una rechifla los tuits con mala, ambigua, equivocada, imprecisa o inconveniente redacción. No nos temblará la mano, ni mucho menos el pie. ¡Habrá puño y pata pa todo el mundo! Y la rechifla será más grande cuanto mayor sea el número de seguidores que tenga el tuitero de marras.

Nuestra primera silbatina será para nuestro amigo Gustavo Bolivar, quien el pasado 24 de abril la embarró en un tuit, tratando de defender a un gran columnista-investigador de las garras de un pequeño expresidente. Con 197.000 seguidores, Bolivar merece un abucheo de aquí a Tailandia.

El tuit es el siguiente:


Gustavo Bolivar le explicó a un tuitero que la causa de su tuit-encuesta era este trino emitido por Álvaro Uribe:



Con su tuit, Gustavo Bolivar, pretende defender a Daniel Coronell. Pero infortunadamente no lo logra. Por el contrario: lo hunde y enloda. ¿Por qué? Porque de la pregunta, tal y como está redactada, se desprende que ambos personajes -tanto Coronell como Uribe- son delincuentes y narcotraficantes. La diferencia entre ellos sería de grado.

Alguien podría decirme que la redacción del tuit es correcta y exacta, toda vez que Gustavo Bolivar se encuentra entre aquellos que piensan que ambos, Coronell y Uribe, tienen vínculos con el narcotráfico y son bandidos. No creo que Bolivar piense eso. Revisé ampliamente sus trinos y en ninguno ataca a Coronell. Por el contrario: Bolivar difunde y aplaude la columna  de Daniel en Semana en la que expone el "prontuario" de Uribe y sus hijos.

Redactar el tuit sin enlodar automáticamente a Coronell era fácil. Bastaba suprimirle a la pregunta el adverbio "más", así:

¿Quién cree que sea delincuente y narcotraficante? Y si fuera el caso, Bolivar podría haber puesto "Ambos" y "Ninguno" como opciones adicionales de respuesta.

Y un último jalón de orejas: Bolivar escribe en su tuit el apellido de Coronell con una sola ele final. Y ese pequeño detalle en el contexto de la pelea Uribe-Coronell tiene mucho significado. Uribe ve en este hecho un acto de arribismo de Coronell. Para Daniel su apellido se escribe orgullosamente con dos eles.

Así pues, Gustavo Bolivar escribió el apellido de Coronell a la manera uribista, un pecado venial que merece una adicional rechifla.

Y hablando de pecados, veamos la mentira capital que se echó Álvaro Uribe en este tuit:



Dice Uribe que Coronell se salvó de que lo extraditara. Que se sepa, en ningún momento Estados Unidos -ni ningún otro país- ha solicitado a Colombia la extradición de Daniel Coronell. De no existir tal petición, la extradición no ha lugar. El presidente de la república no puede extraditar a su arbitrio y por su propia iniciativa.

¿Por qué Uribe y compañía acusan a Coronell de haber sido socio del extraditado narco Justo Pastor Perafán Homen?

Esa historia se las contaré otro día, y usted podrá leerla, mi querido lector antiuribista, si antes el expresidente Uribe no lo extradita. ¡Buena suerte!

@dicksalazar 



No hay comentarios:

Publicar un comentario