El presidente negro de Colombia y la ingeniera

Un insólito hecho acaecido por estos días tiene estupefacto al mundo de la educación colombiana. Hasta la ministra de Educación, Gina Parody, quedó completamente atónita.

Claudia Paola Morales, ingeniera de sistemas y fiel lectora de El Periódicko.com, solicitó a su profesora de bachillerato rectificar la nota de una tarea que le presentó hace 26 años. Oigase bien: ¡hace algo más de un cuarto de siglo!

Los siguientes son los pormenores de este curioso caso, que promete volverse viral en redes sociales:

Cuando la hoy ingeniera de sistemas cursaba bachillerato, su profesora de historia le puso una tarea que valía un gran porcentaje de la nota final de la materia: realizar un resumen biográfico de los 80 presidentes que Colombia tuvo entre 1810 y 1990. 

Claudia Paola Morales
@paomorales03
Pocos estudiantes presentaron la tarea. Y quienes la hicieron, no llegaron ni a la mitad de los mandatarios. Con una única excepción: la futura ingeniera de sistemas Claudia Paola Morales. Ella fue mucho más allá de lo pedido. No solo presentó la biografía de los 80 presidentes (desde José Miguel Pey hasta Virgilio Barco), sino también la de quienes eran (o fueron) candidatos presidenciales en el tenebroso año de 1990:

Regina Betancourt de Liska
Jaime Pardo Leal (asesinado), Bernardo Jaramillo (asesinado).
Carlos Pizarro Leóngomez (asesinado), Antonio Navarro Golff.
Álvaro Gómez (asesinado cinco años después)
Rodrigo Lloreda Caicedo
Luis Carlos Galán (asesinado), César Gaviria. 


Claudia Paola presentó muy orgullosa su tarea.  La profesora anunció que en la próxima clase devolvería los trabajos con  las correspondientes calificaciones. Y así fue. Tres días después, la jovencita recibió su trabajo con un cinco aclamado. Y como si fuera poco,  debajo de la nota, la maestra le había escrito, con perfecta caligrafía, la siguiente observación: "¡Excelente. Absolutamente completo. Felicitaciones!"

En julio de 2016 la ingeniera de sistemas -gracias a la lectura de un libro del sociologo e investigador Orlando Fals Borda-  descubrió con tristeza que su trabajo no era "absolutamente completo", como había aseverado su maestra. Se dio cuenta de que le había hecho falta un presidente: Juan José Nieto Gil, el único presidente negro que ha tenido Colombia en su historia, quien dirigió los destinos del país desde el 25 de enero hasta el 18 de julio de 1861. Desafortunadamente, pocos son los colombianos que saben de este presidente negro. El racismo se encargó de borrarlo de la historia oficial de nuestro país. No figura en la gran mayoría de libros de historia. De no ser por Fals Borda, la memoria del presidente Nieto seguiría perdida en la oscuridad de los tiempos.


Orlando Fals Borda
1925-2008
Hace unos quince días, en un escrito de una página, la ingeniera elevó ante el colegio cuatro peticiones, que para ella tienen un valor simbólico fundamental:

1. Que a su tarea se le ponga una nota menor a cinco, toda vez que contiene un imperdonable vacío. "No puedo aceptar el 5 como calificación, porque eso sería admitir que un negro jamás gobernó a Colombia. No quiero ser cómplice de semejante desplante histórico con mis compatriotas afrodescendientes", escribió la ingeniera.

2. "Que en consonancia con la nueva calificación que se le dé a mi trabajo de las biografías presidenciales, se modifique el certificado final de mis notas, así esto implique que yo tenga que devolver el diploma que  el colegio me concedió como mejor estudiante de mi promoción", pidió Claudia Paola Morales.

3. Que la profesora de historia se retracte de la observación escrita con su puño y letra en la cual calificaba como "absolutamente completo" el resumen biográfico de los presidentes de Colombia que Claudia Paola le presentó como tarea.

 4. Que en adelante se incluya en el pénsum de historia del colegio la biografía y obra del presidente liberal Juan José Nieto Gil, orgullosamente negro, orgullosamente costeño.

En principio el colegio se negó a atender la solicitud de la ingeniera. "Los errores académicos cometidos de una u otra forma en exámenes o tareas, prescriben después de 25 años", argumentó la rectora de la institución. No obstante, un hecho hizo cambiar repentinamente de opinión a la funcionaria:

Por estos días el presidente Juan Manuel Santos contestó positivamente a un derecho de petición formulado en junio pasado por el periodista Gonzalo Guillén,  en el cual le solicitó a Santos poner en la Casa de Nariño un oleo de Juan José Nieto Gil, a fin de que se reconozca oficialmente a este afrodescendiente como presidente de Colombia. A todas luces, un gran triunfo para las minorías negras.

Gonzalo Guillén
@Helidoptero
  Fue así como el colegio rápidamente aceptó las peticiones de la ingeniera Morales: le bajó la calificación del trabajo de la biografías presidenciales a 3.8 y modificó en concordancia el certificado final de notas; anuló el diploma que le concedió como mejor bachiller de su promoción y descolgó una fotografía que adornaba uno de los corredores de la institución en la que aparecía la adolescente Morales portando con orgullo su diploma de grado con mil honores.

Por su parte, la profesora de historia pidió perdón por el error cometido y explicó que su ignorancia se debió a "los libros de historia escritos con racismo solapado en los que tuvo que estudiar para hacer su licenciatura".


Entre tanto, el presidente Juan José Nieto Gil, baila cumbia en su tumba de la dicha. "¡Por fin se ha hecho justicia!", grita, clama y canta. Y dice haber perdonado a quienes mucho tiempo atrás modificaron su retrato al oleo, para hacer ver su piel oscura de un color claro "decente".   


@dicksalazar




LINKIPEDIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario