La guerra: punto final. Por: @Adosdelrio

Jamás se supo quién hizo el primer disparo,
si ellos o nosotros. Pero nos culpamos mutuamente… y fuimos a la guerra.

Muerte, hambre, desolación, tristeza,
la siega fue por igual, los árboles caídos de lado y lado.

Ahora solo quedábamos dos, solo dos que se miraban desde lejos.






Antes unidos por todo, ahora separados por nada;
decidimos de una vez por todas terminar como los verdaderos hombres,
como esos de antes, los valientes, los que no necesitaban matar desde lejos,
los que medían sus fuerzas músculo a músculo.

A medida que nos acercábamos el uno al otro, los pensamientos eran los mismos:

¿Qué habíamos conseguido?
¿Qué beneficio nos quedaba?
¿Cuántos hermanos habíamos llorado él y yo?
¿Había valido la pena un solo muerto?

Avanzamos de frente hasta distinguir nuestras frentes surcadas por el dolor,
hasta casi oler nuestro propio sudor, y entonces lo hicimos.

Embistiendo como solo puede hacerlo un huracán,
dimos un último paso hacia adelante…
¡y nos fundimos en solo abrazo y un solo sollozo!


Armando Abril
@Adosdelrio

     




No hay comentarios:

Publicar un comentario